#ElChalán: Mexicanos siguen impulsando manualmente el único ferry que cruza la frontera

#ElChalán: Mexicanos siguen impulsando manualmente el único ferry que cruza la frontera

Publicado el 11, julio 2017

El motor de esta embarcación es la fuerza y corazón de los habitantes de la frontera.

Por: Omar Porcayo

A lo largo de las 1,954 millas de frontera que separan a Estados Unidos de México, hay 48 cruces que las personas pueden atravesar para llegar “al otro lado” de manera legal. A diario, millones van y vienen a pie, en autos y en camiones, pero unos cuantos lo hacen por medio de un ferry único en el mundo.

En Los Ébanos, Texas, las personas pueden cruzar a través de un ferry operado de manera manual. Sí, el motor de esta embarcación que cruza el Río Grande son los fuertes brazos de cinco mexicanos, liderados por su capitán, Jorge Chacón.

“Es muy especial. Tan solo por la tradición de ser el único ferry que conecta a México y Estados Unidos”, dijo a AJ+ Chacón.

Cruzar la frontera por medio de “El Chalán”, como se le conoce en México, es un auténtico viaje en el tiempo, unos 100 años atrás cuando las mercancías y los automóviles eludían las aguas del río para llegar del pueblo de Díaz Ordaz en Tamaulipas a Los Ébanos.

El sui géneris viaje tiene una duración aproximada de dos minutos y puede transportar a tres carros en fila por un costo de US$4 cada uno. Lleva hasta 12 pasajeros por una tarifa individual de $1.5.

De acuerdo con el medio digital la mayor parte de los clientes son personas que viven en la frontera y tienen que desplazarse a diario entre ambos países.

“Algunos simplemente viajan a ver a sus familias o al dentista”, explica Chacón, cuyo equipo cobra a diario 9 dólares.

“Resulta un gran atractivo e incluso paradójico, al hacer la comparación con los puentes internacionales ubicados a 20 minutos de esta región y que cuentan los sistemas más evolucionados de tecnología”, dijo a El Financiero en 2011, Alberto González Karam, entonces subdelegado operativo de la octava zona de Caminos y Puentes Federales de Ingreso (Capufe).

Según González Karam siempre ha habido un proyecto para establecer un puente fronterizo en la zona, pero al no ser prioridad y “El Chalán” ser tan eficiente, ambos países lo dejan seguir funcionando.

De manera increíble este cruce fronterizo y su medio de transporte han sobrevivido al endurecimiento de las medidas de inmigración del Departamento de Seguridad Nacional, a la valla y posiblemente al muro de Donald Trump.

ADEMÁS:

#JaJa: Mexicanos y estadounidenses armaron un pachangón en la frontera

 




No te lo pierdas