#NotWelcome: Trump da portazo a turistas

#NotWelcome: Trump da portazo a turistas

Publicado el 20, marzo 2017

Apenas lleva escasos tres meses en el poder y con sus declaraciones y vetos, Trump ya tiene números a la baja en turismo.

Por: Oso Oseguera

Las hasta la fecha frustradas órdenes de veto del presidente Donald Trump han tenido consecuencias. La orden de veto contra refugiados y ciudadanos de países de mayoría musulmana, por ejemplo, ya repercutió en la llegada de los turistas extranjeros a Estados Unidos, y es que en lo que va del año el país ha recibido menos personas y se espera un golpe a un sector que da trabajo a más de 7.7 millones de personas.

Turistas en Nueva York. (Foto: AP/John Minchillo)

La consultora Forward Keys informó que tras el primer veto migratorio, las reservaciones de turistas que viajan a Estados Unidos cayeron 6.5 %. En tanto, que con el anuncio de que se elaboraría otra prohibición, los descensos se repitieron, esta vez 4 %.

Kayak y Hopper, sitios web que venden boletos de avión y hacen reservaciones de paquetes de vacaciones, han detectado también caídas en las ventas de vuelos desde la victoria de Trump en las elecciones del pasado noviembre, reporta Forward Keys.

Pero esas caídas han sido más acentuadas con la emisión de los dos decretos presidenciales (el 27 de enero y el 6 de marzo) para suspender temporalmente el programa de acogida de refugiados y las llegadas a EE. UU. desde seis países de mayoría musulmana.

Hostelling International USA, una organización sin ánimo lucro que gestiona hostales en todo el país, ha recibido cancelaciones de reservaciones de grandes grupos de jóvenes a Nueva York de países no afectados por el veto de Trump por miedo a que aquellos con doble nacionalidad sean interrogados o no puedan entrar a EE. UU.

Michael W. McCormick, director ejecutivo de la asociación de agencias de viajes de negocios GBTA, aseguró a Efe que el segundo veto “es mucho más limitado y claro”, y señala que “toda restricción a los viajeros debe estar basada en la seguridad y no debe impedir los viajes de manera innecesaria”.

Los daños de la política de Trump son palpables en el corto plazo. La riqueza generada por el turismo cayó en el último trimestre de 2016 a 3.3 %, según datos del gobierno estadounidense publicados la semana pasada desde que Trump fue elegido.

Según proyecciones de la consultora Tourism Economics, la retórica y políticas aislacionistas de Trump podrían disuadir de viajar a EE. UU. a 6.3 millones de extranjeros, lo que extrapolado al gasto medio de los visitantes equivaldría a perder 30,000 millones de dólares anuales en ingresos.

Esto sería un duro golpe para una industria que genera 1,770 millones de dólares en Estados Unidos, que sigue a la cabeza del ranking de países que más viajeros y dinero atraen de esta industria, por delante de competidores como España, Francia o China.

Donald Trump, preocupado por el turismo… no, parece que no. (Foto: AP/Alex Brandon)

La retórica de Trump contra refugiados, musulmanes o a favor de un muro en la frontera con México no parece estar beneficiando a un sector, el del turismo, que tiene un gran potencial de generar empleos, especialmente porque solo desde 2011, con la creación de “Brand USA”, Estados Unidos se promociona en el exterior como destino.

“Lo más importante que afecta el panorama de los viajes en este momento es la fortaleza del dólar en los mercados en los que estamos activos. En Canadá, por ejemplo, existe realmente un desafío con la moneda, y también en México. En lo que respecta a cualquier cosa que sea afectada por la nueva administración, el mercado más desafiado ha sido México, por razones obvias: ha habido muchas conversaciones sobre México, aunque también existe la cuestión de la moneda”, dice Chris Thompson, CEO de Brand USA, la organización responsable de promover a Estados Unidos como un destino turístico internacional.

Chris Thompson, CEO de Banda USA, dice: “Ha habido mucha conversación sobre México y también la paridad peso-dólar no ayuda”.  (Foto cortesía de Brand USA)

Trump, un empresario turístico, conoce muy bien la importancia de la percepción de bienvenida y lo competitivo del mercado mundial del sector, que si se resiente en Estados Unidos podría afectar sobre todo a su ciudad natal, Nueva York, y a uno de los estados que le llevó a la Casa Blanca, Florida. Pero parece no importarle.

También te puede interesar:

#Irónico: Trump golpea al turismo en EE. UU. y ayuda a México

#Contraataque: Una ciudad de California presenta la primera solicitud formal para echar a Trump

EN VIDEO:




No te lo pierdas