#Valientes: Seremos tu peor pesadilla, advierten ciudades santuario a Trump

#Valientes: Seremos tu peor pesadilla, advierten ciudades santuario a Trump

Publicado el 28, marzo 2017

"No nos dejaremos 'bullear'", responden a las amenazas de Jeff Sessions.

Por: Omar Porcayo

Mientras el ultraconservador Jeff Sessions amenazaba desde la Casa Blanca a las ciudades santuario con retirar fondos federales e incluso con tratar de recuperar las partidas que ya les habían otorgado, valientes funcionarios de varias entidades que se decidieron por defender a los inmigrantes sin autorización levantaron la bandera de la resistencia.

“Nos vamos a convertir en la peor pesadilla de este gobierno”, dijo este lunes Melissa Mark-Viverito, vocera del consejo municipal de la ciudad de Nueva York, en una conferencia conjunta con colegas de 30 ciudades santuario como San Francisco, Seattle, Denver, Chicago y Filadelfia.

A pesar de la embestida del gobierno federal, varias ciudades han ratificado su postura de no colaborar con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés), para retener a inmigrantes sin autorización en sus cárceles. Incluso algunas que no tenían esas políticas, se unieron con la ascensión de Trump al poder.

“No hay nada nuevo en términos de las amenazas que está haciendo el gobierno federal, pero es muy triste que la seguridad de nuestra ciudad, de nuestro país se ponga en peligro por cumplir una promesa de campaña a una base electoral menguante”, aseveró Mark-Viverito.

En su campaña electoral y ya como presidente, Trump ha amenazado a las ciudades santuario bajo el argumento de que cometen un acto ilegal al no cooperar con “La Migra”. Para activistas y letrados, no hay ninguna ilegalidad en su proceder.

“Todo lo que estamos haciendo es legal. Lo que sí es ilegal es usar los fondos federales como un arma punitiva… Nuestras leyes son legales y cada municipio tiene el derecho a aplicarlas. Las vamos a defender, incluso si eso significa una demanda”, concluyó la funcionaria neoyorquina.

Si algo ha quedado claro en los días de la era Trump es que la democracia de Estados Unidos es robusta y se necesita mucho más que amenazas y aspavientos para imponer la voluntad de un individuo. Las cortes han frenado aberraciones como la prohibición de ingreso a personas de origen musulmán y la polémica propuesta de salud para derogar el ObamaCare. En materia de restricción de fondos a las ciudades santuario, la Casa Blanca podría toparse con la misma pared.

“Las acciones inmigratorias de Trump para castigar a los cuerpos de seguridad no nos mantienen más seguros. Ellos están ‘bulleando’ a familias inmigrantes y a la policía que sirve a sus comunidades”, Tom Perez.

Desde el mismo momento en que comenzaron las amenazas se inició la lucha legal por la soberanía local. San Francisco fue la primera ciudad en presentar una demanda contra Trump y el conflicto podría escalar hasta tribunales colegiados.

El líder del Senado en California, Kevin de Leon, calificó como una extorsión la actitud del Fiscal General y el Presidente.

“El Fiscal General y el Presidente solo quieren causar miedo y resentimiento racial. Es preocupante y debemos llamar a esto por su nombre”, manifestó en un comunicado.

Las ciudades santuario saben que la ley está de su lado y no piensan dejarse intimidar.

“Esta administración está usando amenazas anticonstitucionales y extorsiones para causar ansiedad y eso no va a ser tolerado”, concluyó el representante californiano, epicentro de la resistencia contra el fanatismo.




No te lo pierdas