Alternativas mexicanas al gasolinazo

#AdiósGasolinazo: Dos mexicanos tienen la solución al alto costo del combustible

Dos diferentes opciones para eludir el problema del alto costo de la gasolina que afecta a los mexicanos. Dos mentes creativas proponen dos caminos distintos.

Por: Oso Oseguera

Ricardo Flores Rodríguez, estudiante de Ingeniería Mecatrónica, tiene una alternativa para “el gasolinazo”, que azota a los mexicanos. Se trata de un motor de hidrógeno a partir de agua, cuyo costo se estima en 20,000 pesos.

Flores Rodríguez lleva cuatro años con la cabeza metida en el motor, en su diseño, en mejoras y en medir eficiencias. Al día de hoy el avance está al 80 %.

Flores ya patentó su invención, que trabaja a base de hidrólisis. Y ya hizo las primeras pruebas en las que utilizó el quemador de una estufa para demostrar que no se requiere ningún combustible fósil, solo electricidad y agua para echarla andar.

Otra prueba que hizo fue en un taxi con motor a gasolina y que circula desde 2014. El resultado, de acuerdo con Ricardo Flores, fue que el dispositivo ayudó a ahorrar hasta 20 % de uso de gasolina y por lo tanto la emisión de contaminantes de la combustión al medio ambiente disminuyó. Además, el vehículo tuvo reducción de vibración y ruido del motor, redujo olores de combustión que salen por el escape, mejoró la respuesta del automóvil al acelerar y el motor se calentó menos.

El prototipo tuvo el beneficio principal de ayudar a tener un ahorro máximo de 20 % en consumo de gasolina, de acuerdo a comentarios del taxista; la unidad está monitoreada constantemente para ver su desempeño.

Ricardo Flores consideró muy necesario un proyecto de esta magnitud, ya que existe el gasto de operación de las unidades transportadoras es del orden de 40 % de combustible en unidades nuevas. En unidades viejas el gasto por combustible abarca el 55 %, “otro aspecto muy importante es la contaminación ambiental por el uso de combustibles de origen fósil. Mi intención es distribuirlo para que la gente pueda adquirirlo a la mejor en un centro comercial, que sea muy sencillo de colocar en el vehículo para que todos podamos tener un ahorro y cuidar nuestro medio ambiente”.

Otra alternativa

Un biocombustible, que también es una opción para evitar el “gasolinazo”, es Oxifuel, producido con bioetanol anhidro a base de caña de azúcar. Según sus productores resulta ideal para cualquier automóvil que funciona con gasolina.

(Foto tomada de www.oxifuel.com.mx)

Y es que, explican los productores en su página web y en Facebook, Oxifuel es más económico, ya que tiene un precio de 14 pesos, que en abril de 2015 rondaba los 12.5 pesos.

(Foto tomada de www.oxifuel.com.mx)

En un recorrido que hizo el medio local Periódico Central por las estaciones de servicio puede ser usado por una gran cantidad de autos, basta que los conductores se cercioren de su uso. El sitio refiere que Jorge Capulín tiene año y medio de vender este combustible, pero en poco tiempo las ganancias le han alcanzado para poner otra sucursal, cuenta con página de Facebook y se anuncia en Amarillas internet, sitio que le ha dado varios clientes.

Oxifuel ya tiene más de 50 estaciones de servicio en los estados de Veracruz, Tlaxcala y Puebla.

Los argumentos de venta de Oxifuel es que aporta 113 puntos de octanaje, es decir, favorece la combustión y evita el golpeteo y genera menos esmog. La combustión es más limpia que con gasolina, ya que proviene de fuentes renovables por lo que no representa toxicidad alguna.

(Foto tomada de www.oxifuel.com.mx)

Los productores de este biocombustible señalan que lo ideal es iniciar la combinación de Oxifuel y gasolina al 50 % y 50 % para generar una mayor potencia. Y gradualmente llegar a 70/30 para lograr un ahorro cuantioso.

(Foto tomada de www.oxifuel.com.mx)

Alternativas no faltan, el ingenio y la innovación en México son suficientes para sobreponerse a cualquier tempestad energética.




No te lo pierdas