Facebook/Instituto Politécnico Nacional

#Brillante: Estudiante mexicana creó un “videojuego” que ayuda a las personas a superar sus fobias

El IPN demuestra una vez más que es semillero de grandes talentos.

El miedo a la oscuridad y a las alturas son dos de las fobias más comunes en el mundo y pueden disminuir la calidad de vida de las personas, es por eso que esta estudiante del Instituto Politécnico Nacional, de México, quiso ayudarles con un sencillo sistema de realidad virtual.

Adriana Martínez es el cerebro detrás de esta innovadora técnica, y consiste en una especie de videojuego de realidad aumentada que permite que las personas se enfrenten a situaciones que les causan miedo.

“Es un sistema auxiliar para las terapias contra las fobias. Utiliza oculus rift y una diadema sensorial que lee las ondas cerebrales para medir el estrés”, explicó el instituto en Twitter.

El dispositivo está compuesto por un visor que proyecta escenarios diseñados por algunos compañeros de Adriana y que fueron autorizados por un equipo de psiquiatras, en los cuales la persona puede moverse, alejarse, acercarse o hacer lo que sea.

Además, la correa con la que se sujeta a la cabeza tiene microsensores capaces de leer la actividad cerebral, y saber cuando la persona siente que es demasiado estrés.

La idea de la chica es que su aparato sea usado bajo la supervisión de un psiquiatra o psicólogo, así el doctor podrá ir ayudando al paciente a superar los “niveles”, y en caso de que vean que el estrés es demasiado pueden retroceder a un escenario más sencillo e ir avanzando a su paso.

Adriana ya realizó algunas pruebas, con pacientes reales y vieron que Sosufo realmente funciona y les ayuda a superar sus miedos. Y aunque por ahora solo ayuda a quienes tienen nictofobia (miedo a la oscuridad) y acrofobia (miedo a las alturas), probablemente después se puedan ir desarrollando escenarios para tratar otras fobias.

Eso es a lo que le llamamos, una mexicana con gran visión.

ADEMÁS:

#Genio: Un mexicano es el “Inventor del Año” para el MIT




No te lo pierdas