San Antonio y Houston prometen

#Bozal: San Antonio y Houston prometen “amarrar” a sus policías para que no abusen con la SB4

Los policías tendrían que explicar por qué le preguntaron a alguien su estatus migratorio.

Por: Omar Porcayo

La cuenta regresiva está en marcha, y aunque existe una serie de demandas en contra de la implementación de la ley antiinmigrante SB4, el plazo para su implementación en Texas está pactado para el 1 de septiembre.

A regañadientes, las autoridades que están en contra de su promulgación, se preparan para acatar la infame ley en caso de que el juez  Orlando García, con sede en San Antonio, no la frene, ya que el juicio se está resolviendo en su corte.

Es precisamente en el Condado de Bexar, donde el sheriff Javier Salazar, fuerte crítico de la SB4, ya alista a sus oficiales para cumplir con la ordenanza, aunque ha prometido que “nada cambiará” respecto a las labores que están realizando actualmente.

“Yo soy el sheriff y tengo que obedecer la ley, pero me voy a asegurar de que se haga del modo correcto”, dijo Salazar a Noticias Kens5.

Hay que recordar que la ley bautizada como “muéstrame tus papeles”, faculta a los oficiales de policía a preguntar a los detenidos a su discreción, sin están en el país de manera legal. Según el alguacil, cada policía que utilice esa atribución, tendrá que explicar por qué.

En San Antonio y Houston, los policías tendrán que llenar un reporte si preguntan a las personas su estatus migratorio.

“Necesitamos que documenten el hecho, que justifiquen por qué sintieron la necesidad de hacer esas preguntas, ya que al comenzar a preguntar, se abre la puerta a todo tipo de posibilidades”, explicó.

Art Acevedo, jefe de la policía de Houston, también prometió “amarrar” a sus oficiales para evitar abusos. (Foto: AP)

En Houston y Austin, los jefes de policía anunciaron que están implementando medidas similares para controlar a sus oficiales y evitar abusos.

Activistas y opositores de la ley que firmó el gobernador Greg Abbott, aseguran que la peor ley antiinmigrante de la historia creará un perfil racial, específicamente en contra de la comunidad hispana.

“No tenemos un problema racial en el condado de Bexar y no queremos uno, ni siquiera queremos que parezca que lo tenemos”, aseveró enfático al tiempo que negó que los policías vayan a detener a conductores para revisarlos sin causa justificada, aunque la ley les “permite ciertas cosas“.

Otro de los temores de las fuerzas del orden que están en contra de la ley, es que erosione la confianza de la comunidad latina en la policía, generando menos denuncias y provocando inseguridad en las comunidades.

Las autoridades que no cooperen con las agencias de inmigración serán objeto de cargos criminales, según la SB4, así que no tienen otro remedio que acatarla, si la corte no resuelve otra cosa.

Aunque las palabras de Salazar buscan tranquilizar a la comunidad latina en el estado, un estudio de la Universidad de Stanfod demostró que los policías a nivel nacional sí actúan bajo un sesgo racial, deteniendo y arrestando con mayor facilidad a las minorías. Basta imaginar qué sucederá ahora que la ley les da “manga ancha” para perseguir inmigrantes sin autorización.

ADEMÁS:

#Trancazo: Juez invalida mapa electoral de Texas por discriminar a los latinos




No te lo pierdas