Juez invalida mapa electoral de Texas por discriminar a los latinos

#Trancazo: Juez invalida mapa electoral de Texas por discriminar a los latinos

Desde 1995 el estado de Texas se tiñó de rojo y no ha conocido otro gobierno que el republicano, en parte por las sucias artimañas electorales de ese partido.

Por: Omar Porcayo

“Arregla tus distritos electorales, que han sido trazados con la intención de discriminar a los latinos”, así de clara y contundente fue la orden que emitió un tribunal federal de San Antonio al estado de Texas, de cara al proceso para elegir gobernador en 2018.

De forma unánime, un colegiado integrado por tres magistrados invalidó parte del mapa electoral texano que replanteó el poder legislativo, dominado por el Partido Republicano, porque violaba los derechos de dos distritos con alta concentración de población hispana.

“El tribunal concluye que la intención discriminatoria racial y los efectos que previamente encontró en los planes de 2011 se trasladan a los planes de 2013, dónde las líneas del distrito permanecen sin cambios… La Legislatura en 2013 intencionalmente promovió y continuó la discriminación existente”, sentenciaron los jueces.

En el distrito 27, que incluye la localidad de Corpus Christi, y en el 35, justo en el centro del estado, se diluyó el voto latino colocando intencionalmente a los electores hispanos en distritos donde el triunfo del candidato republicano prácticamente es un hecho, por tradición y demografía.

El 34 % de la población texana es latina y sigue creciendo. (Foto: AP)

El tribunal le dio un plazo de tres días al Fiscal General de Texas, Ken Paxton, para que le informe sobre los planes del poder legislativo para corregir esta situación. El funcionario, principal promotor de leyes discriminatorias como la SB4, adelantó que apelará la resolución de los jueces.

El Partido Republicano no tiene pudor al momento de abusar de su poder en la cámara de representantes para perpetuarse en el gobierno. Desde 2011, a Texas se le ha encontrado siete veces culpable de discriminación electoral intencional.

Y es que resulta contradictorio que el segundo estado a nivel nacional con la concentración más alta de población hispana ( 10.9 millones), sea gobernado por administraciones que promueven leyes antiinmigrantes y que crean un perfil racial en contra de su comunidad. De hecho, el último censo demostró que los temores republicanos están bien fundamentados, pues el crecimiento demográfico hispano fue de  233,000 individuos en solo un año.

La resolución judicial cobra relevancia de cara al proceso electoral para elegir gobernador el próximo año. El actual titular del ejecutivo, Greg Abbott, anunció de forma oficial su intención de reelegirse, pero después de la afrenta que le hizo a la comunidad latina al aprobar la ley SB4, analistas prevén que no contará con su simpatía, y eso puede ser factor clave en su derrota.

Simpatizantes y detractores de Abbott se encararon durante el anuncio de su intento de reelección. (Foto: AP)

“Cuando la historia mire hacia atrás al gobernador Abbott, encontrará al gobernador más antilatino de la historia moderna de Texas”, aseguró el representante texano, Rafael Anchia.

En el estado hay 4.8 millones de hispanos que pueden votar y si el mapa electoral se arregla, seguramente le pasarán la factura a Abbott, de su decisión en cuanto a la polémica ley.

De acuerdo a Brandon Rottinghaus, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Houston, la comunidad latina tiene varios problemas en contra en cuestión electoral. Además de las tretas electorales de los republicanos y que solo la mitad de su población está facultada para votar, el partido demócrata no ha encontrado un candidato con arrastre, capaz de cambiar el color del estado.

“Texas no es un estado rojo (republicano). Es un estado azul (demócrata) que no vota”, expresó.

Mientras son peras o son manzanas, los republicanos y sus mañas recibieron un duro golpe, que los pone contra las cuerdas y los obliga a jugar limpio.

ADEMÁS:

#Aplausos: Un juez federal le dio un trancazo a la infame ley SB4 en Texas




No te lo pierdas