#Puercos: Este rancho de Kansas transa y casi esclaviza a los inmigrantes

#Puercos: Este rancho de Kansas transa y casi esclaviza a los inmigrantes

Llevan a trabajar a lo paisanos para exprimirlos sin goce de sueldo.

La empresa ganadera Fullmer Cattle Co. ubicada en Kansas ha sido denunciada por prácticas abusivas en contra de trabajadores inmigrantes que prácticamente llegan a la esclavitud.

El mexicano Esteban Cornejo, quien se encuentra en el país sin la documentación requerida, se animó a denunciar  las irregularidades en el rancho que no ofrecía días libres, ni feriados, ni horas extras y mucho menos servicio médico.

Cornejo detalló que pasó ocho meses en las instalaciones de la empresa limpiando los corrales de los becerros, solo para pagar la deuda que supuestamente tenía con Fullmer, por lo que la compañía desembolsó para introducirlo al país de forma clandestina.

El inmigrante aseguró que trabajó por 10 dólares la hora, promediando un total de 15 horas diarias. En dos semanas trabajó cerca de 182. horas lo que le representó un salario de 1,828.34 dólares, sin embargo le descontaban 1,300 para saldar la deuda.

“Lo que hacen con esa pobre gente es como una esclavitud”, dijo a AP Rachel Tovar, también exempleada del lugar.

Este tipo de prácticas ventajosas y abusivas no son exclusivas de esta granja en Kansas. Varios empleadores en los campos de cultivo en el Valle de California han sido igualmente señalados, pero siguen aprovechándose por el temor de los inmigrantes a ser aprehendidos por “La Migra” en caso de denunciar las vejaciones.

El abogado de la compañía, Dean Ryan, calificó de falsas las acusaciones y aseguró que nunca han pagado a coyotes para conseguir mano de obra porque “en Kansas hay mucha gente dispuesta a trabajar”.

En estados productores como California, Kansas y Wisconsin, se ha registrado un déficit de fuerza laboral por las políticas antiinmigrantes de Donald Trump, así que la aseveración de Ryan es poco más que dudosa.

ADEMÁS: #Abusivos: LAPD arresta brutalmente a joven por subir los pies al asiento del tren




No te lo pierdas