Foto tomada del video de youtube de la página oficial del PAN

#NoWall: El muro es “insultante, inaceptable y ridículo”, dice Ricardo Anaya

Durante una charla en una universidad, el presidente del PAN dijo lo que el gobierno ha dicho en voz baja.

Por: Oso Oseguera

No fake news, datos y cifras del México real, esa es la estrategia del presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya, quien hará un recorrido por diversas universidades en Estados Unidos para llevar información veraz con un ángulo crítico.

Durante su charla en la George Washington University, en Washington, D.C., el político queretano insistió que la relación entre México y Estados Unidos debe basarse en construir puentes y no muros. Dividió su conferencia en tres temas: comercio, migración y el muro que pretende construir el presidente Donald Trump.

El panista señaló que es inaceptable e insultante, pero sobre todo ridículo, que el gobierno de Estados Unidos amenace con hacer pagar a México por el muro. También admitió que nada puede hacer para evitar que el gobierno de Trump se endeude más para construir un elefante blanco en su propio territorio.

Ricardo Anaya y Enrique Peña Nieto, durante la firma de la Reforma Educativa. (Foto: AP/Eduardo Verdugo)

El rostro de los estudiantes universitarios asistentes era de azoro, estaban perplejos. Anaya recordó que Estados Unidos tiene muchos enemigos, pero México no es uno de ellos. También señaló que ningún ataque terrorista en suelo estadounidense ha sido perpetrado por alguien que haya cruzado la frontera de forma indocumentada.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

“México ha trabajado y quiere seguir trabajando con Estados Unidos para su seguridad”, dijo.

Anaya habló claro, criticó la postura del presidente de Estados Unidos en torno al país. “México no es el único que se ha beneficiado del Tratado de Libre Comercio”. Y dio los datos: el valor del comercio entre los dos países se multiplicó por seis desde que entró en vigor en 1994.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

“Los puentes del TLCAN han ayudado a la economía mexicana, pero al mismo tiempo han contribuido a reducir la inmigración ilegal a Estados Unidos: entre 2009 y 2014, cerca de un millón de migrantes mexicanos y sus hijos nacidos en Estados Unidos regresaron a México”, señaló enfático.

Anaya fue desmenuzando los datos de a poco. Indicó los tres factores que han propiciado la pérdida de empleos manufactureros en Estados Unidos: la entrada de China a la Organización Mundial de Comercio (OMC), la crisis financiera de 2008 y la automatización de la industria manufacturera. “No el TLC”, remató.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

Y volvió a los datos. El déficit de Estados Unidos con China es más de cinco veces el valor del de México y es más grande su déficit con Japón. En términos del valor porcentual del déficit con respecto al total del comercio, también es mayor el que tienen con Corea del Sur, Alemania, Francia y Rusia.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

Y por si acaso los universitarios y asistentes no lo sabían, Anaya Cortés les refrescó la memoria del papel de México en el mundo. México tiene una población de 120 millones, es la décima más grande del mundo; es la economía número 15 a nivel global, la 11va en poder adquisitivo y la que exporta más bienes manufacturados que el resto de todos los países latinoamericanos juntos.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

México no manda “bad hombres”, Anaya -con un inglés fluido e impecable- les dijo a los asitentes que “enviamos, principalmente, son turistas. Según las proyecciones del Departamento de Comercio de Estados Unidos, México se convirtió, en 2016, en el país que envía más turistas a Estados Unidos; casi 20 millones de turistas mexicanos”.

Foto: YouTube, Ricardo Anaya

Dijo que hay un número importante de inmigrantes indocumentados de origen mexicano, pero cuatro de cada cinco de los inmigrantes de origen mexicano son ciudadanos o residentes permanentes.

Anaya fue a territorio estadounidense a desmentir la “tuitorrea” y fake news de Trump. Lo dice claramente y en inglés para que entiendan.




No te lo pierdas