#Ideota: Por qué terminar con DACA es la peor estupidez de Trump

#Ideota: Por qué terminar con DACA es la peor estupidez de Trump

De todas sus aberraciones, esta es la peor.

Por: Omar Porcayo

800,000 jóvenes que han crecido, estudiado y trabajado en los Estados Unidos y no conocen otro país, viven horas de incertidumbre por el posible fin del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés).

Este jueves Fox News reforzó los rumores que indican que Donald Trump terminará con el alivio migratorio, traicionando su promesa de campaña de no perseguir a los “Dreamers”. Un oficial de la Casa Blanca expresó que “el presidente no había decidido”, pero que lo hará antes del 5 de septiembre.

Presas del capricho político y la falta de voluntad, mujeres y hombres de bien, temen ser expulsados a naciones que no conocen y en los que no tienen amigos o familiares, porque el sistema migratorio está roto y le da más peso a la falta de un documento, que a toda una vida como ciudadano.

“No tengo palabras. Lo único que puedo decir es que vamos a seguir luchando para que se apruebe un beneficio permanente para todos y que sea más inclusivo que DACA para que nadie quede fuera“, dijo a La Opinión Saira Barajas de 25 años, beneficiaria del programa.

DACA ha permitido desde 2012 a casi un millón de “estadounidenses” trabajar, estudiar y contribuir al desarrollo del país, pero nada de eso importa a la base conservadora encabezada por Trump, que busca cumplir con una agenda ideológica en contra de los inmigrantes.

“Quiero saber qué va a pasar, para plantear mi estrategia respecto a un plan B”, confesó a HuffPost Angélica Ortiz, beneficiaria y activista en Oklahoma.

En los últimos días han ido y venido rumores y filtraciones respecto a DACA. Un informante de la Casa Blanca aseguró que Trump y su círculo más cercano habían ofrecido como propuesta al Congreso mantener el programa, a cambio de más fondos para la construcción del muro y las agencias de inmigración, para que refuercen las redadas y deportaciones de inmigrantes indocumentados.

“Por lo pronto, todo es rumor. Y no damos por hecho el fin del programa hasta que lo mencione la Casa Blanca o el mismo presidente”, aseguró Jorge Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos de los Inmigrantes (CHIRLA).

El fin del programa resulta una necedad dogmática, pues no solo es un atentado contra los derechos humanos de las familias, sino que va en contra de las finanzas de la nación.

Un estudio del Centro para el Progreso Americano, United We Dream y el Centro Nacional de Derecho de Inmigración, demostró que el alivio no solo mejoró la calidad de vida y los ingresos de los beneficiarios, sino también contribuyó al crecimiento de Estados Unidos.

Según el sondeo, el 97 % de los “Dreamers” está estudiando o trabajando. 69 % dijo haber mejorado su trabajo y el 5 % inició su propio negocio. En los jóvenes de más de 25 años, su salario mejoró un 84 %. 65 % pudo comprar su primer carro y 16 % se hizo de una casa propia. Todos estos movimientos se reflejaron positivamente en la recaudación de impuestos y tienen un impacto comercial de 460,000 millones de dólares.

“DACA desencadenó el potencial que los jóvenes trajeron consigo, de manera involuntaria. Su éxito enriquece a la economía y a la sociedad”, dijo la senadora demócrata Dianne Feinstein‏.

Ante la absurda amenaza presidencial, los representantes están urgiendo por aprobar rápidamente una legislación que permita proteger a los jóvenes.

“El Congreso debe pasar rápidamente una legislación para proteger a los ‘Dreamers’. Es lo correcto moralmente y es bueno para nuestra nación”, dijo el texano Joaquín Castro.

ADEMÁS:

#FreeRómulo: Liberan al mexicano arrestado por ICE frente a su hija




No te lo pierdas