Great Britain's Luke Campbell after men's bantamweight 56-kg gold medal boxing match at the 2012 Summer Olympics, Saturday, Aug. 11, 2012, in London. (AP Photo/Ivan Sekretarev)

#SeRompeElHielo: Boxeadores cubanos se abren al mundo

Los boxeadores cubanos demuestran que las cosas cambian, y para bien.

Por: Grethel Delgado

Cuba es una gran potencia latinoamericana en boxeo. Prueba de ello son las 67 medallas, entre ellas, 34 de oro, en la tabla de los Juegos Olímpicos. Con la reciente victoria de Joahnys Argilagos, la isla suma su medalla número 68 en la historia del boxeo cubano en los Juegos Olímpicos.

En esta edición de Río 2016, el medallero para Cuba incluye un oro para Ismael Borrero, en lucha, así como plata para la yudoka Idalys Ortiz. En el boxeo, se han llevado el bronce Joahnys Argilagos, Erislandy Savón y Lázaro Álvarez. Si bien no son abundantes, hay un detalle que implica un avance para los cubanos. Se respira más seguridad y soltura en sus deportistas.

Cuba's Robeisy Ramirez, left, fights India's Shiva Thapa during a men's bantamweight 56-kg preliminary boxing match at the 2016 Summer Olympics in Rio de Janeiro, Brazil, Thursday, Aug. 11, 2016. (AP Photo/Frank Franklin II)
Robeisy Ramirez (izq.) frente a Shiva Thapa, de la India. (Foto: AP)

El boxeador Robeisy Ramírez, después de su pelea, tuvo una larga conversación con la prensa. Durante la misma, se mostró amable y cooperativo. De la misma manera se comportaron sus compatriotas Joahnys Argilagos y Roniel Iglesias.

¡Bien hecho!

Esta nueva generación de boxeadores heredó el talento y la técnica de sus predecesores. Pero hay algo que decidieron no repetir: la arrogancia ante la prensa. El contacto de los púgiles con los medios informativos se ha definido por la generosidad y la comunicación abierta y sincera.

Atrás quedaron las respuestas secas, o las evasiones ante las preguntas de la prensa, de antecesores liderados por Alcides Sagarra. Este, prohibía las entrevistas de sus boxeadores, como Félix Savón y Teófilo Stevenson, por temor a la deserción.  Conociendo las limitaciones de información que hay en la isla, y el control para evitar el éxodo de talentos deportivos a equipos foráneos, era lógico que apenas intercambiaran con la prensa ajena a la cubana.

El deporte cubano se abre al mundo.

Cuban boxers, from left, Robeisy Ram'rez, Roniel Iglesias, Julio Cesar La Cruz, and Joahnys Argilagos poses at Athletes Village atthe 2016 Summer Olympics in Rio de Janeiro, Brazil, Thursday, Aug. 4, 2016. (AP Photo/Robert F. Bukaty)
Robeisy Ramírez, Roniel Iglesias, Julio Cesar La Cruz y Joahnys Argilagos (Foto: AP)

Los jóvenes que representan a Cuba, conversan con la prensa y hasta con otros competidores, en un tono amistoso y relajado. Sin dudas están reflejando la imagen de una Cuba que comienza a abrirse al mundo, y también a entenderlo más.

Arcilagos, el boxeador más joven -19 años- representando a Cuba en Río 2016, en una entrevista con AP, demostró que la historia ha cambiado.

 “Es cierto que los luchadores cubanos no hablamos mucho, pero somos una nueva generación. Nos relacionamos más. Tenemos más información. Estamos más relajados”.

Incluso después de perder ante Shakhram Giyasov, Roniel Iglesias dedicó un tiempo para hablar con la prensa sobre su derrota. Igualmente sucedió con Lázaro Álvarez, quien este domingo perdió ante el brasileño Robson Conceicao, pero después fue honesto con los periodistas que se acercaron.

Robeisy Ramírez resumió esta nueva etapa en su comentario:

“Yo sé como era en el pasado, pero me gusta hablar de mis peleas. No es ningún problema para mí.”

Una nota de humor.

Como buenos cubanos, también han sido jocosos con la prensa. Erislandy Savón, de la categoría de peso pesado, fue bien ligero cuando tuvo que despedirse de los periodistas para atender a sus obligaciones. Había perdido en la semifinal, y estaba conversando con los periodistas, cuando, de pronto, se detuvo…

“Lo siento mucho, pero tengo que ir a un control de dopaje”.

Por último, el púgil Julio César La Cruz dio su testimonio tras vencer al brasileño Michel Borges. Se despidió de la prensa con una sonrisa y dijo que se iba rápido para estudiar al próximo rival. Después de esa pelea, regresó a la entrevista con más tiempo.

“Se trata de una evolución normal”, dijo Argilagos. “Nadie de un día para el otro dice: ‘oye, vamos a empezar a hablar más’. Esto se ha dado en nosotros de forma natural”.

Cuba's Joahnys Argilagos bows to judges after winning a match against Britain's Galal Yafai during a men's light flyweight 49-kg preliminary boxing match at the 2016 Summer Olympics in Rio de Janeiro, Brazil, Monday, Aug. 8, 2016. (AP Photo/Frank Franklin II)
Robeisy Ramirez (arriba) frente a Shiva Thapa, de la India. (Foto: AP)

Estos jóvenes recuerdan que a las generaciones anteriores de boxeadores se les prohibían carreras profesionales en el deporte, limitando así su desempeño. Sin embargo, los actuales representantes de Cuba en Río de Janeiro, han viajado en los últimos tres años para participar en la Serie Mundial de Boxeo. Ya no tienen que esperar a los Juegos Olímpicos cada cuatro años. Además, el contacto con deportistas e instituciones deportivas extranjeras, permite que se actualicen y preparen mejor.

 “Es una buena oportunidad para luchar contra los mejores del mundo”, dijo Arlen López, de peso medio. “Me ayudó a prepararme con los mismos rivales de los Juegos Olímpicos”.

Ahora solo esperamos que los avances continúen, y no solo en el deporte.




No te lo pierdas