Mexicana Claudia Monreal, de 16 años, quiere cambiar a México a través de la literatura

#UnRegaloPorEscrito: Esta mexicana de 16 años quiere convertir a su país en un nido de artistas

Apenas el mes pasado, Claudia Monreal recibió de manos del presidente Enrique Peña Nieto el Premio Nacional de la Juventud por un proyecto que promueve la cultura y la equidad en su país.

Por: Sonia Ramírez

Claudia Nohemí Núñez Monreal nació en Monterrey, Nuevo León, pero desde hace tiempo radica en el estado de Durango, en México. Algunos la ven como una promesa de la literatura, pues a su corta edad, ya tiene una importante trayectoria de éxitos.

Desde muy pequeña mostró un interés por la lectura –le gustan autores como el chileno Pablo Neruda o como los duranguenses José Revueltas y Stephanie Alcántar–, y descubrió también que más allá de leer, ella misma puede contar sus ideas y plasmarlas en una hoja de papel.

Sus cuentos la hicieron ganar varios premios a nivel estatal y nacional, pero con la energía de una adolescente imparable, Claudia siempre fue por más. Su primer libro fue publicado en marzo de este año. Se titula “Cartografía Poética de una Infancia” y se trata de una antología de todo lo que escribió entre los siete y los 13 años.

Claudia Monreal -
En el 2015, Claudia recibió el Premio Estatal Hermilia Galindo que le otorgó el Instituto de la Mujer Duranguense por su trayectoria como escritora y creadora del proyecto “Un regalo por escrito”. (Foto: IMD, Facebook)

Su juventud no le impide ver que México necesita cambiar, crecer, ser más justo. En 2012, siendo una niña de solo 12 años, Claudia se expresó con la mente muy clara sobre lo que le hace falta a su país, según recoge El Siglo de Durango:

“A mí me gustaría voltear para un lado y para el otro y notar que todos son felices, que en sus rostros escurre la felicidad, la alegría. Y también me gustaría mucho que tuvieran las mismas posibilidades. Que hubiera equidad, que si yo tengo una casa, los demás también la tuvieran”.

Con eso en mente, en 2013 Monreal le dio vida a “Un regalo por escrito”, un proyecto que promueve la literatura entre niños, adolescentes y jóvenes, como una vía para la cultura, la equidad y la toma de conciencia.

Este trabajo fue justamente el que ingresó a la convocatoria del Instituto Mexicano de la Juventud (Imjuve) y el que la hizo acreedora al Premio Nacional de la Juventud 2016 en la categoría de 12 a 18 años, en el ramo de Compromiso Social. Este galardón es el máximo reconocimiento que otorga el Gobierno Federal a jóvenes mexicanos de entre 12 a 29 años de edad.

Claudia Monreal recibe el Premio Nacional de la Juventud
En la Residencia Oficial de Los Pinos, en la Ciudad de México, el mandatario Enrique Peña Nieto entregó a la escritora Claudia Monreal el Premio Nacional de la Juventud. (Foto: Cortesía Claudia Monreal)

Para construir, hay que aprender

“Cuando estaba realizado un trabajo para la escuela me topé con una cifra que la verdad me pareció alarmante, pues solamente el 2% de la población mexicana tiene como hábito leer. Y el porcentaje para la escritura es aún más bajo”, le contó Claudia Monreal a Barrio en una entrevista telefónica.

“Me pareció una barrera para poder construir este México justo, culto y fuerte con el que la mayoría de los mexicanos soñamos”.

“Una de las finalidades de mi proyecto es poder elevar esa cifra y sacar a la literatura del ambiente escolar en el que muchos la ubican, que pueda convertirse en una forma de interactuar entre nosotros los jóvenes y también entre los adultos”, explica la chica que ve a los libros como un refugio y una protección para alejarse de los caminos equivocados.

Lamentablemente, en México son muchos los jóvenes que caen en las adicciones y en la violencia, y consciente de ello, tras haber vivido muy de cerca esta realidad, Claudia quiso darle a su proyecto también un carácter preventivo.

“Yo pude ver de cerca cómo las adicciones acaban con la juventud. Tenía un amigo que era muy talentoso en la música y que poco a poco fue cayendo en las drogas. Verlo autodestruirse fue muy trágico”, nos confesó la adolescente.

“Él dejó por completo los estudios y todo ese potencial que él poseía, las drogas se lo robaron. Pienso que él quizá no tenía la información adecuada ni la conciencia para poder negarse a las adicciones, y cuando un joven se engancha con las drogas, con el alcoholismo, realmente es muy difícil sacarlo porque requiere ayuda profesional”.

Por eso, Monreal sabe que lo crucial aquí es prevenir y que el arte puede ser el camino indicado. Con “Un regalo por escrito” ella coordina clubes de lectura y escritura en los que los niños y adolescentes comparten vivencias e intercambian consejos, para después transformar todo ese aprendizaje en historias que quedan plasmadas en papel.

“Y el compromiso que todos los chicos que estamos en estos clubes nos llevamos a casa es que debemos pasar los escritos a otros adolescentes para crearles un poco de conciencia y que a través de las experiencias de otros jóvenes puedan aprender y puedan tener las herramientas para salir adelante si se llegan a encontrar en la misma situación que el texto plantea. Así es como a través de la literatura buscamos disminuir y prevenir las problemáticas sociales”, asegura Claudia.

“Si más jóvenes escogen todo ese poder que el arte en general les va a otorgar, México se convertirá en un nido de artistas”.

Cuento
Claudia Moreal en la presentación de su primer libro “Cartografía Poética de una Infancia” en el Palacio de Escárzaga, en Durango, México, el pasado 1 de marzo de 2016. (Foto: Cortesía Claudia Monreal)

Un compromiso con México

Haber sido reconocida con el Premio Nacional de la Juventud implica un “gran compromiso de seguir fomentando el arte”, según nos cuenta Claudia. “Todo el esfuerzo que he realizado vale la pena y puedo hacer más para mejorar la sociedad en donde vivo”, asegura la chica que actualmente está involucrada en varios proyectos y que tiene otros más en puerta.

Entre semana Claudia va a la escuela como cualquier otra adolescente de su edad, y los sábados tiene un programa de radio en el que les brinda un espacio a otros jóvenes con talento para que salgan del anonimato y puedan alcanzar sus sueños como ella lo ha hecho.

“Quiero crear una organización que se dedique a localizar y a apoyar a talentos jóvenes para que ellos puedan crecer y contribuir a la construcción de un México lleno de oportunidades”, asegura Monreal.

Su objetivo es que esta organización otorgue becas, material para que los chicos desarrollen sus talentos y un espacio digno para que lo hagan. “Quiero ir a zonas marginadas a ofrecerles y a enseñarles el mundo artístico; también quiero ir a algunas cárceles y orfanatos”, porque “la equidad implica que tengamos las mismas posibilidades y oportunidades”, afirma entusiasta.

Entre los planes Monreal también está crear alguna editorial que le dé salida al trabajo de los jóvenes, porque desde su perspectiva,  “cuando un texto no sale a la luz, agoniza”. “Yo ya viví esta situación y no quisiera que alguien más lo hiciera”.

Las motivaciones de Claudia son tan simples y poderosas, que la chica se erige sin proponérselo como todo un ejemplo a seguir. El arte y el deseo de ver a México brillar son su gasolina, y ella es nuestra inspiración.

La ganadora del Premio Nacional de la Juventud en su programa de radio. (Foto: Cortesía Claudia Monreal)
La ganadora del Premio Nacional de la Juventud en su programa de radio. (Foto: Cortesía Claudia Monreal)

 




No te lo pierdas