Dulces mexicanos

#DulcesMexicanos: Comerse unas pepitorias o una alegría, es como ganarse la lotería

Publicado el 14, septiembre 2016

Quien se cruza en la calle con el señor de los merengues sabe que su día está a punto de cambiar para bien. Y es que no hay nada como llevarse a la boca un trocito del lado más dulce de México.

Por: Sonia Ramírez

Prácticamente a todo el mundo le encanta comer golosinas, pero comer dulces típicos mexicanos es algo que además de endulzar el paladar, para muchos representa mantener vivas las tradiciones culinarias de una tierra llena de ingredientes ancestrales.

El amaranto, por ejemplo, es uno de los alimentos más ricos y nutritivos del país. Su cultivo en el campo es una de las actividades que más llenan de orgullo a los campesinos mexicanos, y es que junto con el maíz y el frijol, este grano formaba parte de la dieta básica de las culturas prehispánicas. Con sus semillas y un poco de miel, se elaboran las tradicionales alegrías, pero cuando no se conocía el azúcar de caña, se empleaba miel de maguey o de hormiga mielera en su lugar.

El amaranto da vida a las famosas Alegrías, uno de los más típicos dulces mexicanos.
Dulce de amaranto. (Foto: Adrián Cerón, vía Wikimedia Commons)

Historia que se mastica

Los primeros dulces que elaboraron los pueblos prehispánicos de México usaban como ingredientes  frutos, cereales y miel, y sus preparaciones servían a los viajeros y mercaderes para soportar el desgaste de los largos trayectos.

De acuerdo con Susana Ambrosio López, especialista en Gastronomía que ha impartido talleres sobre dulces típicos, la tradición dulcera de México tiene una fuerte herencia colonial pero también mucho ingenio y sabor indígena.

A mayor o menor escala, prácticamente en todos los poblados de la República Mexicana se hacen dulces típicos. Cada entidad tiene sus propios ingredientes locales y sus preferencias para presentar los productos, pero lo que es invariable es que este tipo de dulces se preparan de manera artesanal.

Sí, es cierto que hay sectores que han industrializado la producción de estos alimentos, pero en muchos rincones del país son los pequeños productores los que siguen manteniendo viva la tradición a nivel de talleres familiares que pasan la estafeta generación tras generación. Y para celebrar a esos artesanos que nos despiertan el antojo con su trabajo, te presentamos a continuación solo unos cuantos dulces mexicanos que llenan a toda una nación de orgullo.

1. Pepitorias

Thanks @swellshell for bringing back these rainbow colored "body of Christ" treats from Mexico City. #pepitorias #travel

A post shared by Alexandra Johnston (@alexandra.g.johnston) on

Estas coloridas obleas de harina de trigo suelen están adornadas con pepitas de calabaza tostadas y en su interior llevan miel de piloncillo.

2. Palanquetas

palanquetas
Palanquetas de pepitas, de semillas y de muéganos. (Foto: Fer.goiba, vía Wikimedia Commons)

Las culturas prehispánicas usaban la miel y las semillas de calabaza y cacahuate para elaborar palanquetas. En la actualidad se siguen preparando de la misma forma, y hay algunas que incluyen pasas u otro tipo de nueces.

3. Cocadas

cocadas
Cocadas típicas del estado de Oaxaca, México. (Foto: Cristina Zapata Pérez, vía Wikimedia Commons)

Este dulce hecho con coco rallado o molido, cocido con piloncillo, es originario de los estados costeros del país. Casi siempre se prepara en forma de tambor o circular. El limón relleno de coco es pariente cercano de la cocada, y es una de las frutas cristalizadas más populares de México.

4. Gaznates

Chulada de cocina… #dulcesmexicanos .!! <3 #gaznates #merenguesuizo #corbuse #soycocinera

A post shared by ORDORICA H♡ (@_jnntt_) on

“¡Hay merengues, merengues!”. Elaborados con yema de huevo, polvo de tequesquite (una sal mineral natural), azúcar, aguardiente, harina, manteca, estos dulces son toda una leyenda de las ciudades mexicanas.

5. Dulces de leche

Mexican folklore

A post shared by Elizinthesound (@fixedeye) on

Con la llegada de los españoles a México, llegó la leche de vaca y cabra, y ese delicioso líquido, mezclado con azúcar, dio pie a muchos dulces típicos. Desde los jamoncillos y macarrones, hasta las tradicionales glorias.

Y la lista de dulce mexicanos tradicionales no para. Tamarindos, camotes, borrachitos, tamarindos, muéganos, mazapanes, charamuscas, garapiñados, ates… sin duda hay caramelo de sobra para chuparnos los dedos y para alegrarnos la vida entera.




No te lo pierdas