las hamacas no pasan de moda.

#BuenaVida: Las hamacas, artesanías indígenas que son una bendición para el descanso

La tradición de las hamacas nos llega gracias a las culturas mayas.

Por: Grethel Delgado

Miles de años atrás, los habitantes de Latinoamérica descansaban sobre tejidos que servían para dormir y les brindaban un descanso fresco.  Esas hamacas, también conocidas como chinchorros, nacieron de las manos de indígenas que buscaban una herramienta útil para el descanso.

Foto: Pinterest.

Las comunidades mayas en la zona de México, usaban las hamacas o camas para sus labores de pesca y para descansar. Estaban hechas a partir de fibras vegetales como la cabuya y el henequén, que al ser entrelazadas y anudadas ofrecían mucha resistencia. Además, muchas zonas del Caribe usaban esta herramienta para sus actividades diarias.

El origen etimológico de la palabra se ha asociado al material con el que se hacían, una fibra vegetal extraída de una planta llamada Hamack. También se le conoce como “red para pescado”, según la raíz taína.

En los territorios de Colombia y Venezuela, los indígenas Wayuú les llamaban chinchorros.

Foto: banrepcultural.org

La tradición suele pasar de generación en generación, y muchas mujeres artesanas dedican sus vidas a perfeccionar este arte. Para darles color, estos artistas del urdimbre usan tintes naturales que extraen de diversas fuentes vegetales.

Foto: Pinterest.

Las hamacas fueron una bendición para los colonizadores, que las usaron durante sus travesías para soportar las altas temperaturas y evitar el contacto con el suelo.

También les fueron muy útiles a los europeos en sus viajes en barco, pues de este modo dormían lejos del suelo, que solía humedecerse. Además, ayudaban a los marineros a conciliar el sueño, gracias al balanceo.

Fotos: Pinterest.
Hay varios tipos de hamacas. Las de nylon son muy frescas y resisten bien el calor del sol y la lluvia, por lo cual funcionan para exteriores. Por otra parte, las hamacas de algodón, al ser de un material que se degrada, se recomiendan para interiores.

Existen hamacas de barandas (con adornos de macramé que penden de los lados), las de varilla (con listones de madera en los extremos para que se mantengan abiertas), las de viaje (muy resistentes y sencillas), las que tienen forma de cuna, entre otras.

Fotos: Pinterest.
En México, las hamacas tradicionales son totalmente hechas a mano, con especial atención a los bordados y detalles. Los artesanos dedican días y a veces hasta semanas para terminar cada hamaca. Estos procedimientos parten de la forma en que los indígenas trabajaban, y mantener la tradición es un orgullo para los artesanos.

Una cama en el aire

Las hamacas inspiran a los artistas, alivian a los cansados y alegran a los niños. Son perfectas para acampar y se pueden llevar a todas partes.

“La hamaca”, de Diego Rivera. (Foto: Pinterest).

Para tenerlas en casa, si no se dispone de un patio con columnas, basta con colocarla en un soporte. Será el rinconcito más disputado del hogar. Y sobre todo, una muestra de la riqueza cultural de nuestros antepasados, con miles de años de historia.

___

También te puede interesar:

#TapetesMexicanos: Déjate querer por estos textiles y serás la persona más feliz del mundo

#HilosMexicanos: Esta empresa defiende con orgullo la herencia textil de México




No te lo pierdas