Guitarras estilo

#Paracho: En este pueblito mexicano se fabrican las auténticas guitarras al estilo “Coco”

Gracias a Ernesto de la Cruz y a Miguel, protagonistas de "Coco", los artesanos de este municipio indígena conocido como la cuna de las mejores guitarras, desempolvaron sus talleres de madera.

“Coco” ha conquistado a miles de personas en todo el mundo, y ha hecho que los mexicanos se sientan todavía más orgullosos de sus tradiciones y de su música, pero específicamente en este pueblito escondido, la guitarra de Ernesto de la Cruz ha hecho que toda la gente vuelva a llenarse de vida.

Paracho es un rinconcito de Michoacán que, hasta hace unos meses, no les resultaba familiar a muchos.  Se trata de un lugar tranquilo donde la mayor parte de los artesanos se dedica a trabajar la madera para transformarla en cajas musicales de cuerdas, mejor conocidas como guitarras.

Según cuenta la historia, hace varios siglos llegó a ese lugar un sacerdote que quería ayudarlos a tener mejores condiciones de vida, así que los enseñó a tallar madera y ahí surgió la tradición de fabricar guitarras. Poco tiempo después, el pueblito se convirtió en el principal productor de instrumentos musicales de cuerda de México.

Sin embargo, con la llegada de “Coco” a la pantalla grande no solo los mexicanos conocen a Paracho como la cuna de las mejores guitarras, sino que ahora el municipio indígena figura en los mapas de gente de muchos países que quieren tener un instrumento como el de Miguel en sus manos.

Los artesanos michoacanos le contaron a la agencia de noticias Reuters que desde que la película se estrenó en cines, sus ventas se han incrementado de manera considerable.

Para asegurar las ventas, los fabricantes les están dando a sus productos un aire de “Día de Muertos”, pintándolos de blanco y agregando algunas líneas en negro para que se parezcan más a la guitarra de la película.

Los precios de los instrumentos van desde los 1,000 pesos mexicanos (unos 52 dólares) por las guitarras sencillas, hasta más de 20,000 pesos (aproximadamente US$1,040) por aquellas que tienen acabados especiales y son hechas con maderas finas.

Además, la gente de Michoacán explicó a México Desconocido que a diferencia de las guitarras que se hacen en China u otros países, las mexicanas pueden afinarse o fabricarse dependiendo de los gustos de cada persona.

Así que si visitas este pintoresco lugar podrás tener tu propia guitarra blanca, como la de Miguel y la de Ernesto de la Cruz, aunque claro, ya dependerá de tu habilidad el lograr que suene igual de bonito que las de la película.

ADEMÁS:

#PuraInspiración: 7 lugares de México que le dieron vida a “Coco”




No te lo pierdas