Sandra Cisneros

#OrgulloChicano: Obama entregó la Medalla Nacional de las Artes a la escritora Sandra Cisneros

La autora de "The House on Mango Street" fue reconocida por la huella que han dejado sus obras en la literatura estadounidense.

Esta semana, a sus 61 años de edad y en el marco del Mes de la Herencia Hispana, Sandra Cisneros –una mujer por cuyas venas corre sangre mexicana– recibió de manos del presidente de Estados Unidos una importante distinción por su trayectoria: la Medalla Nacional de las Artes.

Este premio fue creado en 1984 por el Congreso de Estados Unidos para honrar a artistas y filántropos, y se trata del más alto honor concedido a un artista en el país de las barras y las estrellas.

En 1984 Cisneros publicó el libro “The House of Mango Street”, y actualmente ese material es una lectura obligada para los estudiantes de secundaria, preparatoria y universidades de todo el país. Durante la ceremonia de entrega de la medalla en la Casa Blanca, este jueves 22 de septiembre, Barack Obama expresó que la autora de ascendencia mexicana merecía dicho honor por “enriquecer la narrativa estadounidense” a través de sus historias sobre raza, etnicidad, clase social y género.

“Como educadora, [Cisneros] ha profundizado nuestro entendimiento de la identidad estadounidense”, aseguró el presidente.

cinsneros-medalla
Foto: AP

La fuente de las ideas está en casa

Sandra Cisneros es una poeta, escritora de cuentos cortos, novelista y ensayista, que nació en Chicago en diciembre de 1964. Su padre era mexicano y madre mexicoamericana. Durante muchos años vivió en San Antonio Texas, y aunque siempre estuvo viajando a México, en 2012 decidió poner en venta su casa para mudarse de manera definitiva a San Miguel de Allende, en Guanajuato.

Según explicó en ese momento, lo hizo “para poder escribir”. “Cuando llego a México, surge la creatividad, me siento feliz y comienzo a tener una idea tras otra. Estoy contenta en la tierra de mis orígenes, ya es tiempo de regresar al hogar de mis antepasados”, le dijo en ese entonces la escritora a la agencia de noticias DPA.

Ahora, instalada en la que ha sido nombrada Patrimonio Cultural de la Humanidad y la mejor ciudad de América Latina, Cisneros vive feliz entre sus “criaturas” (sus perros) y trabaja ya en su próximo libro. Esas páginas, seguramente, tendrán más que nunca un incomparable sabor a México.




No te lo pierdas