#Brutal: El impacto de Irma en Florida es tan aterrador como se esperaba

#Brutal: El impacto de Irma en Florida es tan aterrador como se esperaba

Miami era una ciudad fantasma que de pronto se vio inundada.

FORT MYERS, Florida, EE.UU. (AP) — El huracán Irma golpeó los Cayos de Florida el domingo en la mañana como una poderosa tormenta de categoría 4 y vientos sostenidos de 210 kilómetros por hora (130 millas por hora), dejando sin electricidad a más de 1,5 millones de personas en todo el estado.

Los especialistas prevén que el meteoro de casi 643 kilómetros (400 millas) de ancho avance lentamente hacia el norte por la costa occidental del estado hacia Tampa-St. Petersburg, una zona muy poblada, donde el vórtice llegaría el lunes.

Las calles en la mitad baja del estado estaban desiertas mientras 127.000 personas se refugiaron en albergues. Solo en la zona de los Cayos, 30.000 personas recibieron la orden de irse a medida que se aproximaba la tormenta.

El gobernador Rick Scott pidió rezar por las personas en Florida, en dos entrevistas por separado con la cadena NBC y en “Fox News Sunday”. Agregó que una vez que la tormenta pase se necesitará mucha ayuda. También aseguró: “somos un estado fuerte, vamos a salir de esto”.

Hasta el momento no se han reportado personas muertas por la tormenta. Las autoridades llamaron a alrededor 7 millones de personas en el suroeste salir de sus casas, incluso 6,4 millones en Florida.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió alertas de tornado para una amplia franja de los condados de Monroe, Miami-Dade y Broward en el sur de Florida. Las autoridades dijeron que la banda de lluvia y tornados avanzaba rápidamente al paso de Irma.

El frente de la enorme tormenta dobló palmeras y arrojó lluvias en el sur de Florida, dejando 1,5 millones de viviendas y negocios sin electricidad.

Mientras el meteoro se acercaba a los Cayos en la madrugada del domingo, Carol Walterson Stroud, de 60 años y su familia aguardaban en un departamento de la tercera planta de un centro para mayores en Cayo Hueso.

“Por ahora estamos bien”, escribió en un mensaje de texto poco antes de las 05:30 de la madrugada. “Está soplando fuerte”.

Stroud estaba acompañada por su esposo, Tim Stroud, su nieta, Sierra Costello y su perro Rocky.

La familia tenía previsto salir en cuanto pasara el ojo del huracán. Stroud dijo que ya estuvo en una situación similar antes y que hay una “paz y tranquilidad total”.

En el centro de Miami, una grúa se derrumbó debido a los fuertes vientos. La grúa es una de una veintena que se alzan en la ciudad. No quedó claro por el momento si el colapso causó daños o lesiones.

En una calle del vecindario Coconut Grove de Miami el agua alcanzaba el metro de altura (3 pies).

Según meteorólogos, el área de Miami, con más de 6 millones de habitantes, podría registrar vientos huracanados que podrían ser letales y olas de entre 1,2 y 1,8 metros (entre 4 y 6 pies).

Irma fue en su momento el huracán más potente jamás registrado en el Atlántico, con rachas de viento de hasta 300 kilómetros por hora (185 millas por hora) la semana pasada. Causó más de 20 muertes a su paso por el Caribe hacia las cálidas aguas de golfo de México, donde podría recuperar parte de su fuerza.

Las previsiones apuntan que Irma podría entrar a la Bahía de Tampa el lunes en la mañana. Sería el primer gran huracán que llega a la zona desde 1921, cuando había una población de 10.000 personas, dijo el portavoz del Centro Nacional de Huracanes, Dennis Feltgen. En la actualidad hay alrededor de tres millones de residentes.

___

Reeves informó desde Naples, Florida. Los periodistas de The Associated Press Seth Borenstein en Washington; Terry Spencer en Palm Beach County; Gary Fineout en Tallahassee; Terrance Harris y Claire Galofaro en Orlando; y Jason Dearen, Jennifer Kay y David Fischer en Miami contribuyeron a este despacho.




No te lo pierdas