Jonathan Cristhan Sánchez Pérez ganó premio de la NASA

#Genio: Mexicano de 19 años rifó su auto para poder ir a la NASA y se ganó un premio

Cuando nadie creía en él, se las ingenió para alcanzar sus sueños.

Jonathan Cristhan Sánchez Pérez estudia el tercer semestre de la carrera de Ingeniería en Aeronaútica, Universidad Politécnica Metropolitana de Hidalgo (UPMH), en México, y gracias a su excelencia académica y brillantes ideas fue seleccionado para participar en el programa Air and Space International Program 2017 de la NASA.

La Agencia Aeroespacial Mexicana confió en él y no se equivocó, pues resultó ganador del segundo lugar en el programa que busca proponer mejoras para poner en órbita un satélite que permita descubrir los secretos de Júpiter.

Pero llegar concretar su sueño no le fue fácil, y no por falta de talento, sino por motivos económicos. Y es que el viaje y la estancia de seis días en el Centro Espacial Lyndon B. Johnson, en Houston Texas, implicaban un gasto de 3,500 dólares que su familia no tenía.

Como buen mexicano, Jonathan, originario del municipio de Tultepec, en el Estado de México, se las ingenió para conseguir el dinero necesario. Hubo autoridades gubernamentales y estudiantiles que se negaron a brindarle apoyo, y por eso el chico organizó la rifa de su auto, un Volkswagen clásico del ’73.

Jonathan Cristhan Sánchez Pérez gana premio de la NASA
Foto: H. Ayuntamiento de Tultepec

“Toqué puerta por puerta, se burlaban de mí, no me creían que iba a ir a la NASA. Pensaban que sólo les quería sacar dinero, por eso decidí rifar el vocho, pero no me alcanzaba”, dijo en entrevista, según recoge el diario local El Siglo de Torreón.

Por fortuna, la empresa mexicana Seguritech se acercó a él y le brindó ayuda financiera, y finalmente también lo hizo así la Alcaldía de Tultepec.

A su regreso a México, ya con su premio en mano, Sánchez portaba feliz una sudadera de la NASA y una imborrable sonrisa. “Lo logré, valió la pena, se lo traje a México y con ello les demuestro a todos aquellos que no creyeron en mí y que se negaron a apoyarme, y a quienes sí lo hicieron, que sí se puede”, dijo el joven al gobierno de su estado.

Jonathan ama lo que hace y por eso viaja a diario entre dos estados para tomar clases en su universidad. Y ahora que estuvo en la NASA, tuvo la oportunidad de participar en talleres de robótica, vuelo y pilotaje de aeronave, así como construcción de cohetes, entre otros. Por si fuera poco, conoció al astronauta costarricense Franklin Chang-Díaz, y a Clayton Anderson, quien le firmó una foto suya con una significativa dedicatoria: “¡Sueña, Jonathan!”.

Además de la enriquecedora experiencia, el adolescente regresó a su tierra con una computadora portátil que le será muy útil para seguirse preparando.

“Les diré a todos que sí se puede, que tenemos que luchar por lo que queramos, aunque a veces se vea muy difícil”, le aseguró Jonathan al departamento de Comunicación Social de Tultepec.

¡Esa es la mentalidad que México necesita!

#Galáctica: La mexicana que se sobrepuso a todo para convertirse en una estrella de la NASA

 




No te lo pierdas