#Viral: Una maestra mandó al diablo a la patrulla fronteriza por solidaridad con los latinos

#Viral: Una maestra mandó al diablo a la patrulla fronteriza por solidaridad con los latinos

"Estoy harta de ayudar a perpetuar leyes racistas, solo porque no me involucran".

Por: Omar Porcayo

“Tú me puedes preguntar, pero no te tengo porque contestar”, así enfrentó Shane Parmely, una maestra de San Diego, a la patrulla fronteriza en uno de los cientos de retenes que hay en el país lejanos a la frontera.

La profesora de artes viajaba con su familia por una carretera de Nuevo México cuando llegó a un retén y tuvo un tenso intercambio de palabras con un agente que le preguntó si era ciudadana estadounidense, pero al negarse a contestar fue retenida por más de hora y media.

“¿Estoy cruzando la frontera? ¿Estoy detenida?”, preguntó con firmeza la mujer blanca de 43 años, como se aprecia en un video que ella misma grabó y luego publicó en Facebook.

“Nunca me habían preguntado si soy ciudadana cuando viajo por carretera”, le dijo a los patrulleros.

De acuerdo con una resolución de la Suprema Corte, la Patrulla Fronteriza puede instalar retenes hasta 100 millas al interior del país y puede preguntar a las personas si son ciudadanas, pero solo puede detener por un breve momento a alguien, sin tiene una causa real.

“Estoy transitado en una carretera federal sin molestar a nadie y me detienen para preguntarme si soy ciudadana”, insistió.

En su denuncia en redes sociales, Parmely expresó que los oficiales se negaron a prestarle el baño a su hijo a menos que contestara la pregunta.

“¿Así que si yo fuera morena y respondo ‘sí’, podría irme así de sencillo?”, preguntó a los agresivos agentes. “Tengo un montón de amigos maestros que están hartos de que sus hijos sean discriminados”.

“He visto dos carros y solo a los morenos les piden sus papeles“, argumentó. “Es horrible escuchar lo que le ha pasado a mis amigos, a niños, solo por ser morenos”.

En entrevista con CBS News, la educadora aseguró que su acto de “rebelión” fue en solidaridad con muchos amigos latinos afectados por este tipo de medidas “legales”.

“Aplicar leyes racistas solo perpetúa el racismo institucional. Estoy harta de ayudar a perpetuar leyes racistas, solo porque no me involucran”, declaró.

La patrulla fronteriza por su parte, defendió en un comunicado de prensa a sus oficiales y aseguró que estos retenes se hacen por la seguridad nacional.

En medio de comentarios positivos por su actitud, especialmente de la comunidad latina, la californiana fue más lejos y acusó al agente de la patrulla fronteriza de hacer “propaganda nacionalista” en retenes que solo existen en la frontera sur.

“Eso es fascismo, así de simple”, dijo esta maestra que entiende a la perfección los ideales que enarbola este país… y que por cierto, nunca le respondió a la patrulla fronteriza.

ADEMÁS:

#Tómala: 10 veces que mandaron al demonio a la Patrulla Fronteriza en su retenes




No te lo pierdas