#UnDíaSinInmigrantes: ¿Podemos parar al país? La respuesta es sí

#UnDíaSinInmigrantes: ¿Podemos parar al país? La respuesta es sí

Ya estuvo suave, o nos respetan o les probamos cuánto nos necesitan.

Por: Omar Porcayo

En medio de una guerra frontal de la administración Trump en contra de nuestra comunidad, toma fuerza una propuesta radical que podría poner en jaque a todo el país y demostrar fehacientemente nuestra importancia: un día sin inmigrantes en los Estados Unidos.

Sí, una jornada en la que la nación se enfrente a la ausencia de nuestra fuerza laboral y económica.

La convocatoria que se está distribuyendo en redes sociales invita a todos los inmigrantes a protestar el próximo jueves 16 de febrero no acudiendo a los centros de trabajo, no abriendo los negocios, no haciendo compras y no asistiendo a la escuela.

“No podemos ganar la protección de 11 millones de inmigrantes indocumentados sin cambiar dramáticamente el clima político y el discurso acerca de la inmigración en este país. Esto no va a suceder solo con una estrategia defensiva. Debemos presionar para que se hable de una protección permanente y digna de todos los inmigrantes en los medios y la opinión pública”, expresa en su sitio web la organización Cosecha de Boston, una de las promotoras del paro nacional.

Y es que en dos semanas de la presidencia de Trump los efectos y persecución contra inmigrantes sin autorización han sido inmediatos, sin importar el daño que provoca a la economía estadounidense. Se trata de una cruzada ideológica, que no se detendrá a pesar de dañar las finanzas de los propios estadounidenses blancos.

Para darnos una idea del impacto que tendría un día sin inmigrantes en los Estados Unidos, basta con poner de ejemplo a California.

Cinco de las 20 grandes ciudades con más inmigrantes indocumentados están en California:

Los Ángeles, Riverside, San Francisco, San Diego y San José, acumulan un total de 1.78 millones de personas que aportan a la economía de la entidad más rica del país y que contribuye con más impuestos a la federación.

En 2014 los inmigrantes aportaron $232.9 mil millones de dólares o el 35.7 % del total del producto interno bruto (PIB) de Los Ángeles, reveló un estudio de New American Economy.

Un día sin inmigrantes haría un hoyo en las finanzas de 638 millones de dólares, tan solo en al condado angelino.

70 % de los trabajadores del campo en California son indocumentados:

De acuerdo con la Universidad de California, el Valle Central aporta la más grande producción de alimentos al país y depende de la fuerza laboral de los inmigrantes.

Foto: AP

Dolería en serio un día sin producción en la región de donde sale 1 de cada 10 legumbres que se comen en los hogares estadounidenses.

Los inmigrantes crean la cuarta parte de nuevas empresas:

Silicon Valley, donde están los grandes centros tecnológicos del país, se derrumbaría sin la aportación laboral y económica de los inmigrantes.

“Nuestros avances dependen totalmente de la aportación de los inmigrantes, se basan en diferentes maneras de pensar”, dijo Tim Cook, CEO de Apple, en una exposición en el Congreso en contra de las medidas antiinmigrantes de Trump.

¿Está listo el país para funcionar un día sin Google?

Foto: AP

La protesta sería solo el principio de una batalla por lo justo, a decir de activistas.

“Esperamos que miles de personas salgan a una huelga general. En Wisconsin ya se ha logrado detener leyes contra los inmigrantes. Pero el sentimiento es nacional”, dijo a Univision Christine Neumann Ortiz, directora de la organización Voces de la frontera.

Diferentes movimientos buscan convocar a una marcha nacional que supere en convocatoria a la “Marcha de la Mujer” de enero y a la histórica protesta proinmigración de 2006, el próximo 1 de mayo.

“Levantaremos otra vez al gigante dormido”, confió Omar Vásquez,  de la Organización Luna de San José, California.

 

 




No te lo pierdas