#Bravo: Dallas se ilumina y saca la cara por los inmigrantes

#Bravo: Dallas se ilumina y saca la cara por los inmigrantes

De ahora en adelante en Dallas aplica la "Regla de Oro": Trata a los demás como quieres ser tratado.

Dallas, Texas, se ha convertido en uno de los lugares más hostiles en contra de los inmigrantes. Para no ir más lejos, es la ciudad donde el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) realizó más arrestos a nivel nacional en 2017, con 16,520. A esa embestida sin precedentes hay que sumar la entrada en vigor de la ley estatal SB4, que otorga facultades a los policías locales para actuar como agentes de inmigración, por lo que comúnmente se ha denominado la ley “muéstrame tus papeles”.

Encima de todos los infames esfuerzos del gobierno estatal y federal, hay que sumar la desconfianza de un sector de la población hacia los inmigrantes, convencidos por la falaz retórica de Donald Trump, que vincula a la comunidad inmigrante con la criminalidad y el desempleo. Es por eso que un grupo de activistas encabezados por la diócesis católica de Dallas y el alcalde Mike Rawlings, han lanzado la iniciativa #BeGolden.

La Regla de Oro (Golden Rule) es tan simple como efectiva y está enfocada directamente en aliviar la carga de falsos estigmas en contra de los inmigrantes: “hay que tratar a los demás como uno quiere se tratado”.

La campaña busca crear empatía e invitar al público en general a conocer mejor las motivaciones y la vida de los inmigrantes, en lugar de caer en lugares comunes.

“Lo que estamos viendo en el país es una retórica hacia los inmigrantes que ha sido intensificada hasta el punto de instigar el miedo dentro de nuestra sociedad y nuestras comunidades. Para nosotros en la iglesia es importante seguir reconociendo la dignidad de cada persona y su derecho divino a una vida mejor”, dijo durante la presentación de la campaña el obispo Edward Burns.

A través de testimonios en video, eventos de vinculación, conferencias y difusión a través de redes sociales, #BeGolden será un contrapeso en contra de toda la diatriba que sale de la boca de importantes personajes de la vida nacional como el gobernador de Texas, Greg Abbott y el fiscal general, Jeff Sessions.

“Necesitamos que nos recuerden ser ‘golden’”, agregó Burns.

Con 475,000 inmigrantes indocumentados viviendo ahí, Dallas es la cuarta zona metropolitana más poblada del país en ese rubro. Además, Texas se ha convertido en un estado inmigrante y es el segundo con más población hispana.

A pesar de la hostilidad del gobierno, todavía hay gente decente que recuerda la famosa hospitalidad estadounidense que hizo de este el mejor país del mundo.

ADEMÁS: #Sorry: Estados Unidos quiere recuperar a los turistas mexicanos que ahuyentó Trump




No te lo pierdas