#Pandilleros: La MS-13 se convirtió en el mejor aliado de Trump y “La Migra”

#Pandilleros: La MS-13 se convirtió en el mejor aliado de Trump y “La Migra”

Trump utiliza a la MS-13 para crear en la sociedad un miedo irracional a los inmigrantes latinos.

Donald Trump continúa utilizando a la pandilla MS-13 para estigmatizar a los inmigrantes latinos y promover su agenda de seguridad nacional que incluye la construcción de un muro en la frontera con México.

Este viernes el presidente responsabilizó a El Salvador por la supuesta llegada de pandilleros a la Unión Americana y dijo que México “debería hacer más” para detener su paso.

“Los miembros de la pandilla MS-13 están siendo deportados por nuestras Grandes Patrulla Fronteriza y Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) por millares, pero estos asesinos regresan de El Salvador, y a través de México, como agua”, expresó el republicano en su cuenta de Twitter.

“El Salvador solo toma nuestro dinero, y México debe hacer MÁS para ayudar con este problema… ¡Necesitamos el Muro!”, agregó quien canceló el programa DACA, que faculta a jóvenes inmigrantes para poder trabajar y acudir a la escuela.

De manera reiterada Trump busca relacionar a la Mara Salvatrucha con los inmigrantes latinos y magnifica su influencia en Estados Unidos para crear un Golem ante la sociedad, un ente que genere miedo generalizado.

Durante el pasado discurso del Estado de la Unión, el mandatario invitó a los padres de las adolescentes Kayla Cuevas y Nisa Mickens, asesinadas a machetazos en 2016 por pandilleros de la MS-13 en Logn Island, Nueva York.

Durante su presentación se generó una de las ovaciones más grandes del evento, que Trump aprovechó para presumir su política de “tolerancia cero” en contra de estos “extranjeros”.

“Estas dos preciosas niñas fueron brutalmente asesinadas mientras caminaban juntas en su ciudad natal. Seis miembros de la pandilla salvaje MS-13 han sido acusados de los asesinatos de Kayla y Neesa… Muchos de estos miembros de pandillas aprovecharon lagunas flagrantes en nuestras leyes para ingresar al país como menores extranjeros no acompañados”, dijo.

Lo que Trump prefiere ignorar u omitir en sus discursos es que la MS-13 es una pandilla originada en los Estados Unidos en la década de los 80, en la que la mayoría de sus 10,000 miembros – según cifras del Departamento de Justicia – son estadounidenses.

Foto: ICE.gov

Además, está lejos de ser la pandilla más grande de los Estados Unidos. De acuerdo con el Departamento de Justicia en el país existen aproximadamente 1.4 millones de pandilleros, de los cuales el 1 % corresponde a la MS-13.

En Centroamérica la Mara Salvatrucha sí se ha convertido en una de las organizaciones criminales más peligrosas del planeta. Con 30,000 miembros controlan sectores enteros de localidades en El Salvador, Guatemala y Honduras, y son responsables de gran parte de los desplazados que buscan llegar a Estados Unidos buscando refugio de la violencia.

La influencia de la MS-13 en Estados Unidos está focalizada en zonas de Los Ángeles, California, Long Island, Nueva York, la zona metropolitana de Washington, Boston, Massachusetts y ciudades grandes de Texas como Dallas y Houston. Ahí ciertamente han cometido crímenes violentos y extorsión, la mayoría en contra de miembros de la propia comunidad latina.

De acuerdo con José Miguel Cruz, director de investigación en el Kimberly Green Latin American and Caribbean Center de Florida, el gobierno federal solo está fortaleciendo a la MS-13 y haciendo más vulnerables a las comunidades latinas al convertir a una pandilla local en la máxima prioridad de seguridad del país.

El especialista que ha estudiado el fenómeno de las pandillas desde 1996 asegura que la política de ataque frontal solo satura las prisiones del país y las calles de Centroamérica de pandilleros al deportarlos, además de que incita a más jóvenes a unirse.

Al estar estigmatizadas, las comunidades y barrios latinos se vuelven más inseguros y proclives a generar otras pandillas, estableció Cruz.

La MS-13 ha servido de pretexto a la administración Trump para desatar los arrestos de “La Migra” y detener a inmigrantes indocumentados sin antecedentes criminales como “aprehensiones colaterales”.

Foto: ICE.gov

Durante la ola de operativos del pasado mayo se detuvieron a 1,095 pandilleros, de los cuales 933 eran ciudadanos estadounidenses (el 85 %). En un evento similar en 2016 se detuvieron a 1,133 personas vinculadas a organizaciones criminales, pero 894 eran ciudadanos (el 78 %).

Durante el gobierno de Donald Trump han aumentado 42 % los arrestos de inmigrantes sin antecedentes criminales, muchas de las detenciones fueron durante supuestas redadas contra pandillas.

La Casa Blanca también ha utilizado a la MS-13 como pretexto para atacar la resolución del estado de California de declararse “Santuario”. Trump amenazó con retirar a “La Migra” de la entidad para que “aprendan”, pues consideró que sin las autoridades de migración el crimen se dispararía a niveles nunca vistos.

Kevin de León, líder del Senado en California, hizo acuse de recibo de la amenaza y respondió de manera contundente que si el apoyo del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) es para ayudar a detener criminales es bien recibido, pero que sí solo es un pretexto para seguir aterrorizando familias inmigrantes trabajadoras, con gusto les dice “adiós”.

ADEMÁS: #Cachetadón: Nueva York reta a Trump y salva de la deportación a 18 inmigrantes




No te lo pierdas