Datos sobre el Huapango de Moncayo.

#HimnoMexicano: 5 cosas que no sabías del Huapango de Moncayo

La conocida pieza musical tiene muchos datos curiosos que debes saber.

Por: Grethel Delgado

El Huapango de Moncayo, de José Pablo Moncayo, conecta al mexicano inmediatamente con sus raíces. Es muy probable que la hayamos escuchado un sinnúmero de veces, pero además de considerarse el “segundo himno de México”, hay detalles que hacen a esta pieza aún más interesante.

Nacido en Guadalajara, Jalisco, el 29 de junio de 1912, José Pablo Moncayo García se acercó a la música cuando su padre, carpintero, recibió un clavecín como forma de pago.

Foto: Jean-Pierre Dalbéra, Flickr.

Este singular pago hizo que el hijo se enamorara de las melodías y los compases. Fue así como inició sus estudios musicales y dejó muchas composiciones para la posteridad.

La pieza musical Huapango de Moncayo es un ejemplo del nacionalismo mexicano en el arte, por lo cual se ha convertido en un himno de orgullo y representa al país a nivel internacional. El compositor tapatío, fallecido el 16 de junio de 1958, nos hizo un regalo que muestra el orgullo por la belleza de México.

José Pablo Moncayo García. (Foto: sacm.org.mx).

Por si creías saber cada detalle de esta hermosa creación, aquí te compartimos 5 datos que te harán valorarla mucho más.

1. Inspiración.

Moncayo tenía solo 29 años cuando compuso esta impresionante joya musical. Estudió bajo la tutela de Carlos Chávez, su profesor en el Conservatorio Nacional. Este le ofreció la oportunidad de trabajar como percusionista en la Orquesta Sinfónica Nacional, y posteriormente le solicitó una creación musical.

La pieza debía partir de una investigación sobre Veracruz. Así fue como, inspirado por las fiestas del Fandango del puerto de Alvarado, encontró el camino para su obra musical. Además, se basó en “Gavilancito”, “Siqui sirí” y “El Balalú”, sones veracruzanos

 2. Estreno.

La obra fue interpretada por primera vez el 15 de agosto de 1941, por la Orquesta Sinfónica de México, en el Palacio de Bellas Artes. La dirección estuvo a cargo de Carlos Chávez.

Foto: Palacio de Bellas Artes oficial, Facebook.

3. Otras piezas.

Aunque se le conozca popularmente como el compositor del Huapango, José Pablo Moncayo creó muchísimas obras. Entre ellas encontramos “Homenaje a Cervantes”, “Sinfonietta”, “Muros verdes”, “La mulata de Córdoba”, “Tierra de temporal”, entre otras.

Foto: Rodrigo Gallegos, Flickr.

4. Naturaleza.

Gracias al amor que Moncayo sentía por la naturaleza, su archiconocida pieza recrea las texturas de un país rico en paisajes. Solía ir de paseo a las montañas y frecuentemente visitaba el Pico de Orizaba, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl.

Pico de Orizaba, la montaña más alta de México. (Foto: Rigoberto Vicente, Flickr).

5. Relevancia.

Además de su uso en comerciales televisivos, cortinillas de programas de radio y en aperturas de eventos, muchas empresas optan por promocionarse con esta pieza musical. Pemex, el Grupo Modelo y Ferrocarriles Nacionales, son algunas de las compañías que han lanzado campañas publicitarias con el ritmo del Huapango de Moncayo.

Pues sí, estos datos son razones suficientes para escuchar una vez más el Huapango de Moncayo.

 

___

También te puede interesar:

#Viral: Músico africano sorprende tocando el himno mexicano en el metro de Boston

#EnSerio: ONG propone cambiar la letra del Himno Nacional Mexicano… por violento




No te lo pierdas