Chavos mexicanos festejan el cumple de un hombre sin hogar, pero él hizo algo todavía más increíble

Chavos mexicanos festejan el cumple de un hombre sin hogar, pero él hizo algo todavía más increíble

Desde hace muchos años nadie le había festejado su cumpleaños a Juan Carlos, pero aunque él no tiene nada, sin dudarlo un instante compartió sus obsequios.

El mundo está lleno de oportunidades para hacer cosas buenas, y estos jóvenes mexicanos decidieron tomar una de ellas y cambiarle la vida, o por lo menos el día, a una persona que vive en la calle.

Los youtubers de Mensajeros Urbanos son un grupo de jóvenes que se dedican a recorrer las calles de su país tratando de crear un mundo mejor, según aseguran en su perfil de Instagram, y para iniciar bien el año hicieron su primera obra de caridad con una persna sin hogar.

“Él se llama Juan Carlos y vive en la calle, en esta ocasión le quisimos dar una sorpresa para felicitarlo en su cumpleaños, llenándolo de increíbles sorpresas y al final fue él quien nos dio una gran enseñanza llena de sabiduría”, escribieron los chicos junto a un video que publicaron en YouTube.

Para festejar el cumpleaños del hombre, pidieron la ayuda de unas personas que iban pasando por ahí, para entregarle los regalos.

Primero le enviaron una galleta de la suerte que contenía un papelito en el que se leía “Hoy será un día lleno de sorpresas”. Además, el chico a quien le dieron la galleta se sintió conmovido por la situación de Juan Carlos y le dio un poco de dinero.

Después, con ayuda de una pareja, le dieron una pizza. “Esto es un honor. La voy a guardar porque me la voy a comer despacito”, les dijo el indigente a los chavos. Más tarde, le hicieron llegar también un globo que decía “Feliz Cumpleaños”, y la sonrisa del hombre no pudo haber sido más grande.

Otra de las sorpresas fue un diablito para que pudiera cargar sus cosas, pues hace unas semanas le robaron su carretilla y desde entonces únicamente mueve de un lado a otro en una caja que jala con un lazo.  Y para ayudarlo a lidiar con el frío, también le regalaron una chamarra nueva.

Los jóvenes estuvieron grabando todo con una cámara escondida, pero de pronto se llevaron una gran sorpresa cuando vieron que una parte del dinero que Juan Carlos recibió, se la entregó a otro indigente en silla de ruedas, y su globo se lo regaló a una niña que pasaba junto a él.

Esto hizo que ellos se dieran cuenta del verdadero valor de las cosas, y que valoraran aún más a su amigo sin techo.

Al finalizar el día, los chicos de Mensajeros Urbanos, con quienes Juan Carlos ha platicado desde hace varios meses, llegaron con un pastel y le cantaron las mañanitas. El hombre sin hogar se sintió tan conmovido que no pudo aguantarse las lágrimas.

Como si hicieran falta más pruebas del enorme corazón que tienen los mexicanos…

ADEMÁS:

Esta enfermera mexicana dejó su propia boda para ayudar a un paciente




No te lo pierdas