El alma de Hot Dog Ramírez

#ElMejorVendedorDelMundo: Le dicen Leo y vende ‘hot dogs’ en la CDMX

Publicado el 02, septiembre 2016

Hot Dog Ramírez tiene tres dueños: dos fundadores –los que arriesgaron su capital–, y uno que llegó luego para adueñarse del alma del restaurante.

Por: Oso Oseguera 

Los primeros son dos jóvenes emprendedores: Timoteo Martín y Josafat Verde. El último en llegar es Aquileo “Leo” Cortéz, un veracruzano que vivió 25 años en Estados Unidos y regresó para conquistar con su carisma a los comensales.

En Estados Unidos, Leo fue voceador, bolero, periodista, cocinero, trabajó en la pizca, y otros oficios más. Allá aprendió español y, claro, inglés. Leo hablaba náhuatl.

"Los Altos de Jalisco" Taco truck is parked inside a private property parking lot, to avoid moving every hour from its current location downtown Los Angeles Thursday, May 15, 2008. A new county law makes parking a taco truck in one spot for more than an hour punishable by a fine of up to $1,000 or six months in jail, or both. It replaces a longtime but rarely enforced measure that fined trucks $60 if they stayed in one spot longer than 30 minutes. The law affects unincorporated areas of the city – where about 60 percent of the population lives – and includes East Los Angeles, one of the biggest concentrations of Mexican-Americans in the United States. (AP Photo/Damian Dovarganes)
Aquileo “Leo” Cortéz, el alma del restaurante. (Foto: Cortesía Hot Dog Ramírez)

Su desparpajada y ligera alma veracruzana lo lleva de mesa en mesa y pregunta a los comensales: “Hola, ¿cómo están?”. O de la nada se acerca a una mesa nutrida de gente y echan una porra: “Mé-xi-co, Mé-xi-co”. Leo no deja de sonreír, los ojos se le achican y la sonrisa se agranda.

Así va Leo por el primer local que abrieron Martín y Verde en 2013. De hecho, Leo fue el primer empleado. “Se expresó en un español muy ‘rupestre’ (como dice él mismo) y rápidamente nos conquistó”, dice Verde. De hecho, su mal español casi le acarrea una golpiza cuando tuvo un malentendido con un cliente. Josafat estaba cerca y logró evitar el conflicto de manos.

Los emprendedores mandaron a hacer el logotipo a Argentina. Cuando les llegó dijeron sorprendidos: “Cómo sabían que estaba Leo con nosotros?”.

"Los Altos de Jalisco" Taco truck is parked inside a private property parking lot, to avoid moving every hour from its current location downtown Los Angeles Thursday, May 15, 2008. A new county law makes parking a taco truck in one spot for more than an hour punishable by a fine of up to $1,000 or six months in jail, or both. It replaces a longtime but rarely enforced measure that fined trucks $60 if they stayed in one spot longer than 30 minutes. The law affects unincorporated areas of the city – where about 60 percent of the population lives – and includes East Los Angeles, one of the biggest concentrations of Mexican-Americans in the United States. (AP Photo/Damian Dovarganes)
El parecido entre el logotipo y el personaje ayuda a los comensales a sentirse atendidos por el dueño.

“Leo se convirtió en el alma de la empresa… y la gente no acepta que Timoteo y yo seamos los dueños… prefieren creer que él es. Y a la gente le encanta la historia de una persona que viene desde abajo, es el premio al esfuerzo”, le cuenta Verde a Barrio.

En redes sociales le han declarado su amor a Leo: “Señor Ramírez, es usted un chingón. Señor Ramírez, no mame, esos hot dogs no los tiene ni Obama”.

Hot Dog Ramírez asistió a un evento en México donde competiría abiertamente contra una cadena de Chicago -Oh my dog. La bandera insignia era el hot dog de chili con carne, pero los organizadores les dijeron que ese no lo podían llevar, porque era el que tendría disponible la competencia.

IMG_2161
Hot Dog Ramírez tiene una variedad de más de una docena de “jochos”. (Foto: Oso Oseguera)

Así que decidieron llevar el hot dog chilango: salsa costeña (verde), guacamole y con top de juliana de tortillas fritas y, claro, la salchicha de Hot Dog Ramírez. El marcador fue aplastante: 340 a 72, a favor de los mexicanos. “Leo fue, sin duda, pieza clave para lograr ese triunfo”, reconoce Verde.

Hoy, Hot Dog Ramírez tiene en total cuatro sucursales, da empleo a 60 personas y tienen en sus filas al mejor vendedor del mundo de hot dogs: Leo.




No te lo pierdas