Otra vez una lujosa propiedad de Angélica Rivera levanta sospechas

#MiCasaEsTuCasa: Se revelan nuevos detalles sospechosos del departamento de Angélica Rivera

"Le descubren" una nueva casa Angélica Rivera, revela una investigación del periódico inglés The Guardian.

Por: Oso Oseguera

Hace menos de un mes el presidente Enrique Peña Nieto pidió perdón por el escándalo de la Casa Blanca. Hoy, su esposa, Angélica Rivera, vuelve al centro de la polémica. Y es nuevamente por una propiedad inmobiliaria.

El regaño que se nos viene

Más vale pedir perdón… que declarar propiedades. El diario inglés The Guardian señala una relación poco habitual entre la primera dama y Grupo Pierdant, que está ligado con el gobierno actual y la esposa de Peña Nieto. En noviembre de 2014, Rivera dio un regaño-explicación a la nación sobre la “Casa Blanca” de las Lomas y mencionó la de Key Biscayne sin dar más detalles.

El departamento de lujo del que ahora se habla, tiene un valor de más de dos millones de dólares y supuestamente pertenece a Grupo Pierdant, una empresa que participa en licitaciones del gobierno federal en México en puertos marinos.

El grupo empresarial paga los impuestos de ese departamento con una generosidad envidiable.

El inmueble está en Key Biscayne, al sur de Florida. El periódico indica que Grupo Pierdant pagó el impuesto en una propiedad adicional, también en esa zona, a través de una empresa fundada por la actriz y primera dama. Grupo Pierdant compró el departamento 404 en la misma torre.

Mi casa es tu casa

El diario inglés asegura que el empresario permite a la primera dama utilizar ambos departamentos como si fueran una misma propiedad. Los apartamentos 304 y 404 tienen además el mismo número telefónico, afirma el periódico.

La propiedad tiene tres habitaciones y está en un fraccionamiento privado, posee alberca, cancha de tenis y servicio de mayordomos. Key Biscayne es una zona de lujo para la clase alta de Miami.

Cuando Rivera hizo público este inmueble en el regaño-explicación, nunca mencionó a Grupo Pierdant o a su fundador, Ricardo Pierdant, un empresario que compró la unidad 404 en Ocean Tower One, y que al parecer dejó que la primera dama use dicha propiedad junto con su otro departamento.

De acuerdo a la investigación de The Guardian, se llamó vía telefónica a dicho inmueble y respondió una trabajadora, identificada solo como María, quien aseguró que “la señora Rivera” podría recibir correspondencia y mensajería en cualquiera de las dos direcciones, ya que “es lo mismo”.

¿Qué vendrá primero, el regaño o la disculpa?




No te lo pierdas