#AlimentosSagrados: Científicos confirman el poder del amaranto, el maíz y el frijol

#AlimentosSagrados: Científicos confirman el poder del amaranto, el maíz y el frijol

Mayas, incas y aztecas consumían estos superproductos que la tierra nos regala.

Por: Grethel Delgado

Cuando la tradición, la ciencia y los buenos sabores al paladar se juntan, el resultado es perfecto. Recientemente se revelaron estudios acerca de los alimentos más saludables para el ser humano.

Tradición culinaria: antiquísima y además saludable

Las culturas precolombinas tenían al amaranto, el maíz y el frijol como elementos básicos de su alimentación. El origen del amaranto se ubica en México y América (Guatemala, Perú y Ecuador).

Su preparación no ha variado mucho, pues aunque se han innovado los procedimientos, la base es la misma.

ES BARRIO

Mayas, incas y aztecas preparaban el amaranto como grano reventado y en forma de verduras. También era usado en sus rituales vinculados a los dioses y su visión cósmica.

Al llegar los españoles, la tradición fue prohibida, siendo conservada solo en lugares apartados.

8859761703_71188e1417_k
Foto: Juan Pablo Montaña, Flickr.

Previsores

Nuestros antepasados consumían alimentos con gran riqueza proteica y energética. Si bien eran los cultivos que más abundaban, sabían que al consumirlos, tenían más fuerza durante el día. Por eso los consideraban un regalo de los dioses.

Y el equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en México, afianza estos efectos beneficiosos para la salud del hombre.

El investigador Cuauhtémoc Reyes Moreno realiza proyectos donde los valores alimenticios se combinen con su sabor agradable. Así, ciencia y placer hacen más viables sus resultados y consumo.

El doctor Reyes Moreno, del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), participa en la creación de productos basados en el maíz, amaranto y frijoles para que todos nos beneficiemos con sus propiedades. Expresó algunas de las características de los productos.

“Puedes evitar que aparezca el fenómeno de la hipertensión. Esas bebidas se parecen a las de cebada y horchata, solo que son de amaranto”.

ES BARRIO

Sin perder la esencia hogareña

“Deben tener el sabor de la abuela, el sabor de casa”.

“Estudiamos alimentos de origen americano que tengan como característica haber sido un alimento significativo en los tres imperios más importantes de la América precolombina: maya, azteca e inca: maíz y frijol”, agregó el doctor Reyes Moreno.

30352402050_9f9eaa1394_k
Cultivos de amaranto, San Luis Tlaxialtemalco, Xochimilco. (Foto: Pablo Leautaud, Flickr)

Sus productos combinan cereales como la quinoa, para crear harinas más complejas.

“Le llamamos harina instantánea, amaranto germinado. Los aztecas tostaban el amaranto y lo mezclaban con miel. Hicimos una segunda harina de amaranto tostado”.

Sus bebidas, a base de extractos naturales, contienen un alto nivel de nutrientes, y saben bien. Como quiera que preparemos estos granos o las plantas, recibiremos sus beneficios antioxidantes.

5557280049_9079505bc9_b
Foto: Julio R. Flores Andrade, Flickr.

Un futuro sostenible

El doctor Reyes Moreno, al frente de varios proyectos, mencionó la necesidad en México de “una masa crítica de investigadores para mejorar la calidad de vida de los mexicanos y preservar el medio ambiente”.




No te lo pierdas