Elotero de Hollywood

#Justicia: Por segunda vez el “Elotero de Hollywood” sufre salvaje agresión, pero no se raja

Benjamín Ramírez es uno de miles de trabajadores inmigrantes que salen a diario a rifársela a las calles.

Por segunda ocasión en menos de un año Benjamín Ramírez fue agredido, esta vez no fue solo su carrito de elotes ambulante el que resultó maltrecho. El mexicano fue a dar al hospital con fractura de cráneo al sufrir un asalto en las calles de Willoughy y El Centro, en Los Ángeles, California.

Dos sujetos golpearon salvajemente al joven de 23 años y le robaron alrededor de 180 dólares, producto de su trabajo en las calles de Hollywood el día 31 de marzo.

“A mi hijo lo dejaron inconsciente y tirado en el piso. Fue una mujer anglosajona que lo vio y llamó a los paramédicos. Lo llevaron al hospital Hollywood Presbiteriano en donde nos dijeron que tenía fracturado el cráneo y que lo tendrían en observación”, dijo a La Opinión Imelda Ramírez, madre del “Rey de los Elotes”.

En julio de 2017 Ramírez se volvió noticia nacional cuando fue objeto de una fea agresión de parte del argentino Carlos A. Hakas. La comunidad mexicana en California se volcó en su favor y recaudó más de 30,000 dólares para ayudarle a resarcir los daños. Incluso el club de bicicletas establecido en Los Ángeles llamado Los Ryderz, le “tunearon” su carrito para que volviera a las calles y un grupo musical le compuso un corrido.

En esta ocasión la solidaridad de la gente con el mexicano no se ha hecho esperar, la familia ha pedido ayuda para dar con los responsables y la policía ya ha recibido algunos datos que pueden ser útiles.

En 2017 Ramírez manifestó su ilusión por establecer su negocio y dejar las calles, sin embargo este incidente lo ha dejado a él y su familia en una situación económica comprometida por los gastos hospitalarios.

“Salen a trabajar dignamente, honradamente, esta vez lo dañaron aún más… pusieron en riesgo su vida”, insistió su madre.

La vulnerabilidad de los trabajadores inmigrantes en las calles de California sigue quedando de manifiesto con incidentes de parte de criminales y las propias autoridades.

En marzo el también mexicano  Pedro Daniel Reyes fue agredido de manera brutal por una pandilla que le robó el producto de su trabajo. Gracias a una recolecta digital se pudieron pagar los altos gastos hospitalarios.

A pesar de los peligros que corren, todos los días miles de trabajadores salen a las calles a partirse la espalda para ayudar a sus familias.

Aún maltrecho por las heridas, Benajmín Ramírez dejó el hospital y aunque ha tenido ya dos amargos episodios en su camino, aseguró que no está dispuesto a ‘echarse para atrás’ y su carrito volverá a las calles pronto.

ADEMÁS: #Irónico: La ciudad más antiinmigrante del país será rescatada trabajadores inmigrantes

 




No te lo pierdas