Build The Wall hashtag

#PájaroTraidor: Twitter permite a grupo antiinmigrante de odio hacer propaganda

Netlog

Publicado el 20, abril 2017

Dice un dicho muy mexicano que "con dinero baila el perro", pero en el caso de Twitter "con dinero canta el pajarito... incluso canciones racistas".

Por: Omar Porcayo

Este miércoles el infame grito de batalla de los seguidores de Donald Trump “Build The Wall” (Construye el muro) tomó forma de hashtag en Twitter y ocupó un lugar preponderante entre los trending topics, auspiciado por una organización antiinmigrante ligada a grupos supremacistas blancos, con la venía de la popular red social.

Sí, Twitter no tuvo problema en permitir el patrocinio de una etiqueta sensible que ha sido usada con una connotación xenófoba contra los inmigrantes mexicanos durante el último año. “Build The Wall!” se ha escuchado como una arenga por igual en mítines y manifestaciones, que en escuelas, siempre de forma peyorativa, lejos de una propuesta de gobierno para incrementar la seguridad fronteriza.

Detrás del patrocinio está la Federación por una Reforma Migratoria Americana (FAIR por sus siglas en inglés), una organización sin fines de lucro que en su misión no solo declara su rechazo a la inmigración indocumentada sin cortapisas, ni excepciones, sino que también aboga por una drástica limitación a la migración ordenada, en pos de unos Estados Unidos de mayoría blanca.

Build The Wall hashtag
Captura de pantalla de las tendencias en Twitter en EE. UU. el 19 de abril. (Vía Refinery29)

Las organizaciones Southern Poverty Law Center (SPLC) y la Anti-Defamation League (ADL), consideran a FAIR como una asociación de odio, por lo que la promoción del hashtag es una clara violación a las normas de conducta y ética del propio Twitter, consideró Gabriel Cechinni, experto en transparencia y redes sociales, Transparent Markets.

“El Código de Conducta y Ética de Twitter de manera explícita afirma fomentar una ‘cultura de inclusión y diversidad’ en la cual nadie debe ser discriminado por razones de género, raza, origen nacional, orientación sexual, etc.  Las Reglas de Twitter para sus usuarios (incluidos personas y organizaciones que promocionen, hagan publicidad o sponsorean campañas con mensajes, cuentas, hashtags, etc.) tienen también una política expresa en contra de conductas ofensivas y discriminatorias (‘Hateful conduct policy‘) donde se afirma que no se tolera el acoso, intimidación y/o la promoción de violencia contra personas o grupos de personas sobre la base de raza, religión, etc. Explícitamente se afirma que organizaciones y/o individuos que estén asociados a discursos de odio, racismo, criminales no les será permitido transmitir sus mensajes a través de Twitter (lo hagan de manera gratuita o paga)”, explicó a Barrio el analista.

SPLC ha documentado que FAIR promueve la idea de un país blanco:

Los líderes de FAIR tienen nexos con grupos supremacistas blancos y eugenistas, y han hecho múltiples declaraciones racistas. Sus anuncios han sido rechazados por su contenido racista. Su fundador, John Tanton, ha expresado su deseo de que Estados Unidos permanezca con una población mayoritariamente blanca y esa meta se logrará según él, limitando la entrada de personas no blancas al país”, describe SPCL.

HateWatch compiló una serie de declaraciones públicas de Dan Stein, presidente de FAIR, que dejan ver una posición antiinmigrante y extremista.

ADL por su parte ha reportado que FAIR recauda millones de dólares al año para promover sus ideas extremistas en diferentes medios, como este caso en Twitter.

“La promoción del hashtag #BuildTheWall va en contra de las propias opiniones de altos ejecutivos de la empresa como su CEO Jack Dorsey, quien junto a varios de sus colegas de Silicon Valley, ha sido un ‘activista’ en contra de las recientes órdenes ejecutivas de Trump con respecto a la prohibición de recibir inmigración de determinados países y otras medidas consideradas discriminatorias”, agregó Cechinni.

De ninguna manera #BuildTheWall es un hashtag ofensivo“, dijo a Barrio Cassie Williams, portavoz de FAIR. “Buscar reforzar las leyes en el país solo es sentido común, es deber del gobierno proteger la nación de la inmigración ilegal, los carteles de la droga y posibles terroristas”.

Según Williams, estadounidenses de todas las etnias, incluidos latinos, apoyan el refuerzo de las leyes para detener la inmigración ilegal. Agregó que una encuesta de Zogby Analytics a nombre de FAIR demostró que el 50 % de los hispanos que acudieron a votar apoyan las políticas de Trump.

“Queremos llegar a personas de ambos lados del espectro político (con el hashtag), tanto simpatizantes como detractores del muro. Promoviendo el hashtag junto a tuits educativos acerca de cómo un muro en la frontera va a ayudar a proteger la frontera sur, es una manera de educar a usuarios de Twitter que quizá no esté de acuerdo con nosotros en la importancia de una barrera”, declaró la organización.

FAIR argumenta que la inmigración indocumentada le cuesta a los contribuyentes 113,000 millones de dólares al año y si el muro cuyo costo se ha calculado hasta en 21,000 millones de dólares detiene tan solo al 5 % de los inmigrantes, se estará pagando solo en unos cuantos años.

“El público estadounidense está harto y cansado de la inmigración ilegal masiva sin control. Están ofendidos de que gente que no debería estar aquí, cometa crímenes usando identificaciones falsas para estar en los Estados Unidos ilegalmente, quitando trabajos a trabajadores estadounidenses”, concluyó Williams, en franca concordancia con el discurso que ha enarbolado Trump.

Contrario a lo que argumenta FAIR, datos del Institute on Taxation & Economic Policy revelaron que los inmigrantes indocumentados aportan más de 12,000 millones anuales en impuestos. Recientemente un grupo de 1,500 economistas destacados, incluidos seis premios Nobel, firmaron una carta en la que documentaron que los trabajadores inmigrantes le dan mucho más al país de lo que reciben a cambio.

Por si fuera poco, los arrestos de inmigrantes intentando cruzar la frontera han caído a su nivel más bajo en décadas en los últimos años, como lo muestran estadísticas oficiales del Departamento de Seguridad Nacional.

En noviembre de 2016 Dorsey tuvo que pedir disculpas por que Twitter permitió la promoción pagada de un grupo supremacista blanco. En una declaración pública el ejecutivo explicó que su sistema automatizado de promoción permitió por error el anuncio de odio que violaba sus políticas de uso. De acuerdo con USA Today, en medio de ese incidente, la compañía suspendió varias cuentas asociadas a grupos supremacistas.

“Las reglas antiodio de Twitter se aplican por parte de la compañía de manera global por lo que ciudadanos hispanos, mexicanos y de otros países podrían reportar esta violación a la empresa para que tome cartas en el asunto y no permita que una organización como FAIR promueva un mensaje que tiene una connotación racista y de odio”, recordó Cechinni.

Obviamente que la aparición del hashtag como un contenido patrocinado fue motivo de condena en la red social.

Periodistas como Enrique Acevedo hicieron hincapié en que se trataba de una afrenta a la comunidad mexicana.

Otros usuarios denunciaron que no era la primera vez que se promovía este mensaje.

La indignación fue generalizada y alcanzó a México, donde no estaba promovida la etiqueta.

Usuarios acusaron a Twitter de promover lo que sea por dinero:

Barrio buscó a Twitter para una declaración, pero la compañía no ha respondido. En caso de hacerlo, este artículo será actualizado.




No te lo pierdas