Chamán seri - Chapo Barnett

#MagiaMexicana: Premian al chamán seri que cura al mundo con su voz

Por conservar las tradiciones de su cultura ancestral, el maestro Chapo Barnett es un orgullo para todos los sonorenses.

Para la cultura seri los chamanes son hombres poderosos que han recibido la sabiduría de sus ancestros y que guiados por los espíritus son capaces de manipular la magia de la Tierra para lograr cosas increíbles. Y en el caso del Chapo Barnett, todo eso se ha manifestado gracias a su voz y a sus cantos.

Francisco Barnett, mejor conocido como don Chapo —y no porque tenga algo que ver con el narcotráfico, sino por su corta estatura—, es un chamán que vive en Punta Chueca, Sonora, y que toda su vida la ha dedicado a curar a los demás con su magia.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública de México, este anciano de casi 80 años, es uno de los “brujos” más conocidos dentro y fuera del país, pues es capaz de eliminar todas las dolencias físicas “con un profundo conocimiento de plantas medicinales, de piedras a las que se atribuyen virtudes mágicas; sabe los movimientos corporales necesarios y, sobre todo, sabe los cantos que son el idioma de los espíritus”.

Carlos Ogarrio, biógrafo de don Chapo asegura que lo único que lo guía es la espiritualidad y con solo ver a una persona puede saber exactamente qué es lo que le está pasando.

“[Para atenderlos] toma algunas plantas, las sopla hacia la persona y, sobre todo, les canta, hasta que poco a poco va cambiando la actitud o el estado de ánimo de quien es sometido al ritual”, explicó.

Ogarrio contó a Milenio que el mismo Francisco le explicó que obtuvo su don cuando apenas tenía nueve años.

Según la narración de Barnett, una mañana se fue al cerro, juntó unas piernas, dibujó un cuadro con ellas y se recostó en el centro a esperar que el universo le hablara. Y cuando entró en trance los espíritus le dijeron que podía elegir un don, por lo que él sin dudarlo dos veces pidió el poder de curar a los demás.

Así fue como don Francisco adquirió su voz y su capacidad de hablar con la tierra mediante el canto, y utilizar las vibraciones y la energía del universo para curar las enfermedades de los hombres.

Cuando no está ayudando a los demás, don Chapo se dedica a cantarle al mundo, y las letras de su música le han dado fama a nivel mundial, e incluso lo han invitado a países como Colombia, Holanda, España, Francia y Alemania.

Además, algunos centros importantes como el museo Smithsonian de Estados Unidos, la Universidad de Arizona y la revista National Geographic lo reconocen como una fuente confiable sobre temas de la cultura ancestral.

La magia de la voz del Chapo Barnett realmente no conoce límites, y aunque él ni siquiera habla español, ya recorrió buena parte del mundo y hasta tiene una fuerte presencia en redes sociales y plataformas de música en línea como Spotify, donde todos pueden escuchar sus cantos ancestrales.

Ahora, el gobierno mexicano también reconoció su labor por preservar las tradiciones de los indígenas seri y le entregó el Premio Nacional de Artes y Literatura 2017.

ADEMÁS:

#PlantasMágicas: El peyote y otras plantas que te hacen viajar a otra dimensión




No te lo pierdas