Gamboa Patrón aterriza en arrecife protegido para disfrutar su

#CorruptosYEcocidas: Senador mexicano aterriza en arrecife protegido para disfrutar su ‘weekend’

Sabíamos que a muchos políticos mexicanos les importa poco pisotear las leyes y la dignidad de su cargo, pero aplastar un arrecife protegido con tal de pasar un lujoso fin de semana, supera nuestra capacidad de asombro.

Por: Omar Porcayo

Emilio Gamboa Patrón, Senador del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y hombre muy cercano al presidente Enrique Peña Nieto, fue sorprendido cuando junto a un funcionario y un contratista del gobierno descendió de un helicóptero en un Área Natural Protegida Arrecife Alacranes, frente a las costas de Yucatán, para abordar un yate.

Sí, al trío de “poderosos” oligarcas les importaron poco los daños que la aeronave pudiera causar a la estructura más grande de coralina en el Golfo de México, y que forma parte de la Red Mundial de Reservas de la Biósfera del Programa sobre el Hombre y la Biósfera de la UNESCO.

Tras la indignación popular que ha causado la difusión de este video, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), ha iniciado una investigación para evaluar los daños provocados por el descenso del helicóptero en esta sensible parte del ecosistema.

Siguiendo el ejemplo del presidente Peña Nieto, Gamboa Patrón trató de zanjar el asunto con un “perdón”, aunque se justificó diciendo que él era un simple pasajero y culpó al viento de que la aeronave tuviera que aterrizar en un arrecife.

“Fue un error que el helicóptero nos haya bajado ahí y lamento que esto haya sucedido”, expresó en un comunicado de prensa.

El helicóptero levantó más que arena…

Este evento deja en claro que las leyes en contra de la corrupción, tráfico de influencias y conflicto de intereses, son letra muerta en México.

Reforma publicó este martes que el anfitrión de tan “bonito paseo” fue el presidente de Grupo Dicas, Emilio Díaz Castellanos. Además del Coordinador de los Senadores del PRI, otro de los invitados fue el Coordinador General de Puertos y Marina Mercante, Guillermo Ruiz de Teresa.

¿Qué hacían tan juntitos un contratista del gobierno, un servidor público y un legislador de alto nivel?

No se habrán reunido sólo para ver el fútbol, eso es seguro…

Díaz Castellanos ha amasado una fortuna con licitaciones públicas y contratos de energía. Ha sido señalado por años como prestanombres de Gamboa Patrón.

“Emilio Díaz Castellanos, el empresario anfitrión, ha sido largamente señalado como un asociado sin huella documental, o prestanombres, de Gamboa Patrón, quien ha ocupado cargos públicos en los que siempre ha podido ayudar a amigos como Díaz Castellanos, uno de los hombres más ricos de Yucatán, la tierra natal del senador priísta mencionado. Trámites, gestiones y favores del gobierno federal o las cámaras federales se han conseguido en proyectos de Díaz Castellanos, inversionista extraordinariamente bien informado acerca de las puertas que debe tocar para conseguir sus fines”, escribió en su columna Astillero, el reconocido periodista Julio Hernández.

Además, las empresas de Castellanos fueron señaladas como las grandes beneficiarias de la reforma energética de Peña Nieto, al ganar rondas para participar en exploración petrolera junto a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Nada es casualidad, Castellanos es gran “amigo” de Gamboa Patrón, y este a su vez de Peña Nieto. Solo hay que hacer la suma y recordar la reputación de cada uno de los implicados para obtener el resultado.

Si algo hay que reconocerle a la actual administración, es que ha logrado multiplicar la riqueza. Aunque sea solo la de sus amigos.

Un artículo de Proceso detalla como en solo cuatro años, ocho empresarios ligados al círculo del presidente y el priísmo, han multiplicado sus fortunas con contratos y licitaciones.

Seguramente esos negocios han prosperado en fines de semana como el pasado, aderezados con la brisa del mar, el sol y la arena. Aunque se hayan tenido que destrozar arrecifes para lograrlos.




No te lo pierdas