Un giro en la historia.

#Cómo: Hallazgo arqueológico muestra datos que no imaginabas sobre la “torre de cráneos”

Gracias al descubrimiento arqueológico, los historiadores tienen más datos acerca de los rituales prehispánicos.

Por: Grethel Delgado

Quienes creen que saben todo sobre los rituales de los aztecas, tendrán que actualizar sus conocimientos. Arqueólogos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), que habían descubierto una torre de cráneos cerca de la Catedral Metropolitana, en Ciudad de México, tienen más noticias.

Historias populares tratan acerca de la existencia de una torre de cráneos que solía asustar a los españoles. La montaña de cráneos era una forma de enseñarles a los conquistadores cómo podía ser su final si intentaban atacarlos.

Ahora, esta leyenda se confirma al pie de la letra, pues hace solo dos años se encontraron estos restos humanos que forman, en efecto, una torre. Los hallazgos se realizaron cerca de la Catedral Metropolitana de Ciudad de México, donde estaba el Templo Mayor. Este era un importante centro de culto de la capital azteca, Tenochtitlán.

Un hallazgo que hará historia

Los investigadores encontraron 676 cráneos en esa área. Los mismos fueron analizados de manera minuciosa, hasta constatar algo que no imaginaban. Los arqueólogos e historiadores suponían que la torre de cráneos solo estaba formada por cráneos de hombres jóvenes, pues debían ser guerreros. Y los resultados los dejaron boquiabiertos.

Entre los restos humanos hallaron cráneos de mujeres y niños. El hecho de que ellos también participaran en las guerras, abre una impresionante investigación, que ha cambiado lo que se conocía hasta el momento de los rituales de guerreros aztecas.

Investigadores suponen que esta torre se trate de aquella descrita por el soldado español Andrés de Tapia, que llegó a México junto a Hernán Cortés en tiempos de la Conquista. En aquella torre, hoy el altar llamado Huey Tzompantl, empalaban las cabezas de las personas que capturaban durante la guerra. Para que el hecho fuera aleccionador, lo hacían frente a todos en un ritual en honor a los dioses aztecas.

Aún queda mucho por saber, pues falta por desenterrar la base de esta torre. Pero no hay dudas de que este nuevo giro en la historia dará nuevas pistas sobre la vida de los aztecas.

 

___

También te puede interesar:

#Aztecas: Así es el templo del Dios del Viento que apareció en el centro de México




No te lo pierdas