Mexicana llega a la NASA.

#OrgulloEspacial: Una mamá inmigrante mexicana participará en curso de la NASA

La mexicana Areli Miller cumplirá su sueño de asistir a un programa aeroespacial de la NASA.

Por: Grethel Delgado

Su nombre es Areli Miller, una mamá inmigrante con tres hijos y, sobre todo, una voluntad que la impulsa a cumplir sus sueños. La mexicana de 36 años, nacida en Veracruz, sabe que el límite de sus sueños es ella misma. Con esta premisa, no se deja llevar por estereotipos ni comentarios por ser una madre de familia y una inmigrante.

Estudia matemáticas y ciencias en la Universidad Comunitaria de Maricopa, en Phoenix, Arizona, y cuando se enteró del concurso para entrar al Programa Aeroespacial Escolar de Universidades Comunitarias de la NASA, NCAS por sus siglas en inglés, no lo pensó dos veces.

Foto: N. Kodama, Flickr.

Una mamá inmigrante chingona

De cientos de solicitudes enviadas a la NASA, en su concurso anual para el programa NCAS, solo una centena recibió la deseada carta de felicitación y bienvenida a la prestigiosa entidad aeroespacial. Entre los afortunados se encuentra Areli, una mamá inmigrante que le está echando ganas y aprovecha cada oportunidad que este país le brinda.

Su admisión en el programa de la NASA incluye una serie de cursos online para prepararse. Posteriormente, llegará el momento más esperado, una visita de cuatro días a un centro espacial para compartir con ingenieros de la NASA y conocer a fondo el lugar donde desea trabajar cuando estudie Ingeniería Mecánica.

Foto: Eddi van W., Flickr.

Este es el primer paso para lograr su sueño. Tras su participación en el curso, en septiembre, Areli tendrá más oportunidades para expandir sus horizontes.

“Quiero que mis hijos vean que con trabajo y dedicación todo es posible”

Pero estos objetivos no la alejan de su papel como madre. Como buena mamá inmigrante, Areli lucha por sus hijos como una guerrera. Llegó a Estados Unidos hace solo 8 años y está muy clara sobre sus objetivos. Para ayudar a sus hijos aprendió inglés, trabaja y estudia sin descanso, la mejor manera que tiene de darles un ejemplo.

“Siempre me han gustado las matemáticas y ahora a mis 36 años de edad se me ha dado la oportunidad de seguir estudiando, quiero que mis hijos vean que con trabajo y dedicación todo es posible”, dijo en una entrevista con EFE.

Lanzamiento de un cohete en la estación de la NASA Kennedy Space Center, en la Florida. (Bill Ingalls/NASA via AP)

Como expresó Areli, esta oportunidad se compara con “alcanzar las estrellas”. Además, se interesa por todo lo que tiene que ver con actividades espaciales. “Me gustaría mucho que me enviaran a la estación de NASA en Florida, me gustaría ver el lanzamiento de un cohete”, dijo a EFE.

Además, Miller comentó su preocupación porque más mujeres tengan acceso a estos programas de formación.

“Es lamentable que muy pocas mujeres latinas y sobre todo mujeres inmigrantes participen en este tipo de programas, por eso quiero compartir mi historia”, concluyó.

___

También te puede interesar:

#ChicaEspacial: Sus esfuerzos la llevaron de Sinaloa a la NASA




No te lo pierdas