#ContraVientoYMarea: Esta imagen ilustra a la perfección que México no se rinde

#2017: El año en que los mexicanos demostraron que son a prueba de todo

Trump, terremotos y huracanes, así fue un año inolvidable.

El 2017 comenzó con el azote de un “torbellino” político para los mexicanos. Donald Trump se convirtió en el presidente número 45 de los Estados Unidos, en gran parte gracias a sus arengas antimexicanas y antiinmigrantes. A ese golpe le siguieron fenómenos naturales que pusieron a prueba a un pueblo, que ha conmovido al mundo entero por su resiliencia.

El 20 de enero que Trump tomó posesión, el peso se devaluó hasta alcanzar la cifra récord de 22 pesos por dólar. La amenaza de deportaciones masivas, la construcción de un muro en la frontera y la presión para que las grandes compañías dejaran de invertir en México, generó la peor incertidumbre económica en los últimos años para los mexicanos de este y del otro lado de la frontera.

Con el correr de los meses, comenzaron multiplicarse las historias de inmigrantes indocumentados arrestados y separados de sus familias, a pesar de no tener antecedentes criminales. Aunque los arrestos de la Patrulla Fronteriza descendieron históricamente, las redadas y detenciones de “La Migra” en el interior del país se incrementaron hasta alcanzar un promedio de 440 diarios. Quedó claro que todo se trata de una embestida ideológica contra los inmigrantes, más que un asunto de seguridad nacional.

Para rematar, en septiembre Trump derogó la Acción Diferida para los llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), dejando en el limbo a 800,000 jóvenes que trabajan, estudian y no conocen otro país más que Estados Unidos como su casa.

En México, a la violencia rampante del crimen organizado se sumaron dos terremotos de proporciones mayúsculas que dejaron cientos de víctimas y cuantiosos daños materiales, pero al mismo tiempo, despertaron lo mejor y más solidario de los mexicanos. Miles de personas salieron a las calles para ayudar sin esperar nada a cambio, para salvar la vida de desconocidos, conmoviendo al mundo.

Esa misma fortaleza es la que hoy mantiene a cientos de miles de jóvenes en las calles exigiendo al Congreso una Dream Act que vaya más allá del DACA y les otorgue el estatus que se merecen, como los estadounidenses que son. Es la fortaleza que tiene a madres y padres de familia luchando en cortes y en santuarios por su lugar junto a su familia.

Aunque el 2018 luce igual de complicado, los mexicanos han demostrado durante todo un año que su espíritu es a prueba de terremotos, huracanes y desquiciados.

ADEMÁS: #Conmovedor: Policías de LA detienen a un pequeño paletero mexicano solo para darle un pavo




No te lo pierdas