A pesar de los insultos, México está listo para ayudar a Texas

#Solidarios: A pesar de los insultos, México está listo para ayudar a Texas

México le dio una lección a Trump de buena vecindad y amistad.

Por: Omar Porcayo

Texas recibió el impacto de la peor tormenta en la historia. El Huracán Harvey desfiguró por completo a pequeños poblados y grandes urbes como Houston, que se encuentra literalmente bajo el agua.

Impactantes imágenes de la crisis se arremolinan en las redes sociales, mientras la verdadera dimensión de la catástrofe apenas se asoma.

Es una realidad que los cuerpos de rescate no se dan abasto, mientras la Agencia Federal de Manejo de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) hace un balance de los daños. La declaratoria de emergencia por parte del ejecutivo llegó en plena tormenta, desatando críticas que recuerdan al mal manejo de las autoridades durante el Huracán Katrina.

En ese sentido, The Washington Post recordó la gran relevancia de la ayuda que brindó el Ejército Mexicano a Estados Unidos durante aquella contingencia. El entonces presidente de México, Vicente Fox, ordenó el despliegue de un convoy y un buque de guerra con agua, comida y medicinas, para los damnificados y heridos de la catástrofe en Louisiana y Mississippi.

“La ayuda de que envió México no fue algo pequeño – fue un extraordinario gesto, que pudo salvar muchas vidas. Fue la primera vez que tropas mexicanas pisaron suelo estadounidense desde la guerra mexicoamericana de 1846… Después de tres semanas de operación, los mexicanos habían servido 170,000 comidas y ayudado a distribuir más de 184,000 toneladas de suministros, además de que ofrecieron 500 consultas médicas”, señaló el diario capitalino.

George W. Bush aceptó y agradeció la ayuda de México, como un cualquier buen vecino y amigo haría ante la necesidad del otro, sin embargo la situación es muy diferente con Donald Trump.

En plena tormenta, mientras millones de sus compatriotas veían comprometida su vida y patrimonio, Trump optó por atacar a México, amenazándolo otra vez con hacerlo pagar por el muro y retirarse del Tratado de Libre Comercio. Por si fuera poco, perdonó al ex alguacil de Maricopa, Joe Arpaio, enemigo jurado de los inmigrantes mexicanos y condenado por discriminación.

“México es uno de los países con más crimen en el mundo”, expresó Trump, al tiempo que el agua cubría autos y casas de ancianos en Houston.

 “¿Trump aceptará ayuda mexicana? ¿Acaso México estará dispuesto a ofrecerla?”, se preguntó el periódico.

Rápidamente el gobierno mexicano contestó a la segunda parte de la interrogante. A propósito de los agravios y amenazas en Twitter que profirió Trump, México fue contundente al decir que el problema de la violencia por el narcotráfico es una responsabilidad binacional y que no negociará el Tratado de Libre Comercio por redes sociales, pero más importante, ofreció ayudar a su vecino en estos momentos de incertidumbre.

“El gobierno de México aprovecha esta oportunidad para expresar su solidaridad con el pueblo y gobierno de los Estados Unidos por los daños ocasionados por el huracán Harvey en Texas, e informa que hemos ofrecido al gobierno estadounidense, toda la ayuda y colaboración que puedan brindar las distintas dependencias gubernamentales mexicanas para atender los impactos de este desastre natural, como deben hacerlo siempre los buenos vecinos en momentos de dificultad”, expresó la Secretaría de Relaciones Exteriores, en un comunicado.

El titular de la SRE, Luis Videgaray, también se comunicó con el gobernador de Texas, Greg Abbott, para poner a disposición los cuerpos de emergencia mexicanos.

No está de más recordar que los legisladores texanos han realizado varias afrentas a México, la última es la aprobación de la ley SB4, que se prevé cree un perfil racial de los inmigrantes latinos y eleve el número de detenciones y deportaciones de mexicanos.

Cachetada con guante blanco, dirían los clásicos.

ADEMÁS:

#IngenioMexicano: Triunfa app de estudiantes del Conalep en el e-ICON de Corea




No te lo pierdas