#QuéPoca: Aprovecha

#QuéPoca: Aprovecha “La Migra” que los niños abren la puerta para romper familias

Con engaños y amenazas a niños... así entra "La Migra" a los hogares hispanos.

Por: Omar Porcayo

La ola de redadas que emprendió la semana pasada el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), dejaron un saldo preliminar de 680 detenidos en seis estados. Algunos fueron procesados y deportados de manera exprés.

A pesar de que las autoridades encabezadas por el Secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, han asegurado que los operativos se efectuaron con estricto apego a la ley y para expulsar del país a personas que representan un peligro para la sociedad, las evidencias indican lo contrario.

Una familia de Gainesville, Georgia, documentó el momento en que “La Migra” entró a su casa y con lujo de violencia apresó a dos de sus miembros en el dormitorio. Los agentes aprovecharon que los niños abrieron la puerta para ingresar al hogar.

Un video que publicó Mundo Hispánico muestra los abusos de “La Migra”. (Foto: Mundo Hispánico)

La familia afectada grabó el momento de la irrupción en su hogar y la envió a Mundo Hispánico. Mira el video aquí.

De acuerdo con la ley vigente, todos los ciudadanos independientemente de su condición migratoria, tienen el derecho de prohibir la entrada a su casa a los oficiales, sin embargo éstos presionan a la gente con engaños y amenazas para poder ingresar.

“El presidente Trump ha sido claro con la misión crítica del Departamento de Seguridad Nacional de proteger la nación y ha dirigido a nuestro departamento a enfocarse en expulsar a extranjeros ilegales que han violado nuestras leyes de inmigración, con un enfoque específico en quienes suponen un riesgo a la seguridad pública, han sido acusados de ofensas criminales, han cometido violaciones migratorias o han sido deportados y regresado ilegalmente a Estados Unidos”, escribió Kelly en un comunicado oficial.

Trump, por su parte dijo en un mensaje de Twitter que como parte del cumplimiento de sus promesas de campaña, se estaba actuando en contra de criminales y líderes de pandillas.

Según cifras de ICE, el 75 % de los detenidos tenían antecedentes criminales, aunque no explicó la gravedad de estos. Hay múltiples denuncias de que el servicio de inmigración considera infracciones menores, como conducir sin licencia, dentro del espectro de “personas peligrosas para la sociedad”.

El 25 % restante de las detenciones, en las que no existían cuentas pendientes con la justicia, no fueron justificadas de ninguna manera.

Para congresistas y activistas, el objetivo de estas redadas no es otro más que infundir miedo dentro de la comunidad hispana.

“Estas redadas infunden miedo en el corazón de la comunidad inmigrante, pues muchos temen que la ‘fuerza de deportación’ prometida por el presidente (Donald) Trump esté ahora en plena marcha”, denunciaron en una carta los congresistas hispanos, Michelle Lujan Grisham, Zoe Lofgren, John Conyers, Luis Gutiérrez, Judy Chu y Lucille Roybal-Allard.

Este grupo de representantes solicitaron al encargado de ICE una cita con carácter de urgente para explicar el motivo de tales acciones.

Una estimación del analista Keith Olbermann reveló que aún con el triple de las fuerzas migratorias que anunció Trump, la deportación de los 11 millones de inmigrantes sin autorización tomaría 19 años.

“El proceso para detener a un inmigrante y procesarlo según la ley toma en promedio 18 meses, aunque ellos lo hicieran en seis meses promedio, tomaría 19 años”, explicó.

Estas cifras ponen en perspectiva que las acciones de ICE son de forma y no de fondo. Es un intento descarado por sembrar la incertidumbre y mantener en las sombras a los inmigrantes.

Después del caso de Guadalupe García Rayos, que fue apresada cuando acudía a una cita con ICE, organizaciones promigrantes recomiendan consultar a un abogado antes de presentarse en las oficinas del servicio.

Por supuesto es importante no abrir la puerta a los oficiales, pedirles que se identifiquen y si llevan alguna orden de presentación, la deslicen por debajo de la puerta.

Si tienes dudas y necesitas asistencia migratoria, comunícate a CHIRLA (1-888-624-4752).




No te lo pierdas