Pink Hawks

#PinkHawks: Son jóvenes, son mujeres y van a representar a México en la NASA

Aventadas, capaces y exitosas, así es el rostro de la nueva generación de científicas en México.

En México cuatro de cada 10 científicos es mujer. Se trata de un porcentaje mayor al promedio mundial que apenas roza el 30 %, sin embargo un grupo de jóvenes mexicanas llamado “Pink Hawks” está empujando fuerte por incrementar ese número y ya se convirtió en el primer representativo femenino que acudirá a la NASA al FIRST Robotics Competition.

Se trata de 33 estudiantes de preparatoria del Tec Milenio Campus Toluca cuya pasión por la ciencia y tecnología las llevó a la competencia mundial de robótica que cada año organiza la Agencia Espacial Estadounidense.

“Una vez nos rechazaron dos equipos al proponerles una alianza, arguyendo que estaba científicamente comprobado que las mujeres no sabemos manejar. Esto en lugar de frenarnos nos hizo llegar más lejos, decidimos que íbamos a demostrarles que lo que ellos decían no era una limitante para nosotras. Esa ocasión llegamos a semifinales eliminando justo a esos dos equipos, y les enseñamos que no nos detienen los estereotipos, los prejuicios, ni la idea que puedan tener de nosotros, porque venimos a mejorar esa percepción de la mujer, a dar a conocer quiénes somos y de que somos capaces”, dijo a Entrepreneur Karel Santana, líder de ingeniería de las “Pink Hawks”.

Y es que en México siguen prevaleciendo estigmas y techos de cristal para el género femenino en el campo de la ciencia, a pesar de los contundentes casos de éxito .

“Hay áreas en las que hay menos mujeres; en la física, las matemáticas, las ingenierías, la computación, en esas áreas hay entre 25% y 30% de mujeres. En otras, como la salud y la biología, casi estamos parejos, pero es notable darse cuenta de que cuando son estudiantes de medicina, de biología, por ejemplo, las mujeres terminan mucho más a tiempo y con mejores promedios, pero cuando se trata de buscar trabajo, entonces es más para hombres que para mujeres”, estableció Rosaura Ruiz Gutiérrez, coordinadora de proyectos especiales de la Secretaría General de la UNAM.

El reto para “Pink Hawks” no solo es construir un robot funcional, la competencia considera también el diseño, la estrategia, la programación, neumática y electrónica del sistema, así como un modelo de negocios, relaciones públicas y gestión de patrocinios.

“No se trata sólo de armar robots, sino que se busca que la ciencia y la tecnología tengan efecto en las comunidades. Por ejemplo, creamos y apoyamos al primer equipo con discapacidad que compite en la competencia de robótica FIRST Lego League. Queremos que el aprendizaje que hemos adquirido trascienda y lleve a otros a cumplir los sueños que nosotras hemos podido alcanzar”, agregó Karel.

“Pink Hawks” se enfrentará a  3,647 equipos de todo el mundo, de entre los cuales hay aproximadamente 100 de origen mexicano.

Las chicas forman parte de la generación más joven de mexicanas que está rompiendo esquemas en la NASA, ya que hay un destacado grupo de científicas que forman parte esencial de su plantilla laboral.

ADEMÁS: #Histórico: La NCAA abre las puertas a las universidades mexicanas




No te lo pierdas