María Palacios

#Miedosos: Impiden a mexicana naturalizada estadounidense competir en elecciones

Toda su vida la ha pasado en Georgia y aún así no quieren que compita.

María Palacios llegó a los cuatro años a Georgia, cuando sus padres emigraron de México para trabajar con visas de campesinos. Creció y se preparó en el estado, obtuvo su tarjeta de residencia en 2009 y en junio de 2017 se hizo ciudadana, sin embargo por una regla poco clara en la Constitución del estado, se le ha impedido competir por un escaño para la Cámara de Representantes estatal.

La joven de 28 años ha peleado en tribunales por su derecho a competir como representante del Partido Demócrata por el distrito 29 de Georgia, pero se ha encontrado con una interpretación sesgada de la ley.

El Fiscal General del estado, Brian Kemp, promovió la medida para evitar que la mexicoamericana llegara a la boleta. Se trata de un funcionario ultraconservador que compite por la nominación republicana a la gubernatura y cuya campaña se basa en una retórica antiinmigrante que califica a los indocumentados como “criminales”. En su propaganda aparece portando una escopeta como buen defensor del derecho a la venta libre de armas.

Este miércoles una corte de Atlanta respaldó el argumento de Kemp para bloquear la candidatura de María.

El juez Graig L. Schwall argumenta que la constitución estatal exige a los candidatos haber sido “ciudadanos de Georgia” durante los últimos dos años. Aunque el texto no lo especifica el magistrado sostiene que eso significa que para ser ciudadano de ese estado se tiene que ser ciudadano estadounidense.

Sean Young, director de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) y abogado de la mexicana, argumenta que el texto data del siglo XIX y la frase “ciudadano del estado” quiere decir residente, sin una referencia a la ciudadanía estadounisense. Bajo esa perspectiva María supera con mucho el requerimiento pues vive desde 1994 en el estado y desde 2009 tiene el estatus de residente.

“Es verdaderamente triste porque me encantaría la oportunidad de representar a mi comunidad”, dijo a Gainesville Times.

Young informó que apelarán la decisión de Scwall en la Corte Suprema de Georgia. En caso de no prosperar el republicano Matt Dubnik, será el único contendiente al asiento de representante.

Para analistas políticos, el establishment de un estado históricamente conservador está dando coletazos para evitar la representación de las minorías a pesar del cambio demográfico.

En otras entidades conservadoras como Texas, la legislatura ha invocado cambios en los distritos electorales con la intención de menguar la fuerza del voto latino. Y es que a pesar de ser el segundo estado con mayor población hispana, la comunidad sigue subrepresentada.

Sigue leyendo: #TexMex: Luces y sombras de Lupe Valdez, la candidata mexicana al gobierno de Texas




No te lo pierdas