Opinión | Un muro de mentiras

Opinión | Un muro de mentiras

Luego de dos años de promesas, el Congreso ha puesto una propuesta en el escritorio del Presidente que no incluye un centavo para construir el muro en la frontera.

*Florentina Romo (@FlorentinaRomo)

Los ánimos estaban tensos. Dos días antes del mitin,docenas de partidarios de los esfuerzos de seguridad fronteriza del presidente Trump formaron un muro humano en una pequeña porción de la frontera sur donde no hay cercas.

El grupo se reunió cerca de Sunland Park, Nuevo México, para unir las armas y corear “construyan el muro”. Muchos de los seguidores del Presidente Trump llevaban banderas americanas y gorras con la leyenda “Make America great again”.

Terminar el muro y rápido

Trump estuvo el martes en El Paso para encabezar un mitin en el que prometió “terminar” el muro en la frontera con México, con el que -aseguró- pondrá fin a la entrada de migrantes indocumentados y drogas procedentes del país vecino.

El presidente dijo que su gobierno ha construido ya “una gran parte” de dicho muro y que ahora quiere “terminarlo y rápido”. En tanto, su gobierno desplegó 250 soldados en la ciudad de Eagle Pass, Texas, para evitar que los miembros de las caravanas migrantes que se quedaron en la ciudad mexicana de Piedras Negras, Coahuila, ingresen a Estados Unidos.

Otros manifestantes, estos en contra de la política de Trump, le mandaron un mensaje al presidente estadounidense: “No hables en nuestro nombre”.

“El presidente sencillamente está equivocado sobre el muro y equivocado sobre El Paso”, dijo Jon Barela, votante republicano y director ejecutivo de Borderplex Alliance, una organización que promueve el desarrollo económico en un área industrial transfronteriza. “México es un aliado económico y estratégico de Estados Unidos. Un esfuerzo anticuado para poner una barrera entre nosotros no va a funcionar”, aseguró.

En El Paso, Trump habló ante unos 6,000 simpatizantes en el Coliseum de esa ciudad. Ante los aplausos de sus simpatizantes dijo que su trabajo es asegurar la frontera: “Vamos a construir el muro, de todas maneras. Los muros salvan vidas”.

Trump se dio vuelo. Dijo que la inmigración indocumentada afecta a todo el país, al deprimir los sueldos. Y añadió que aprueba reformar el sistema de inmigración legal. El presidente recitó números de supuestos casos criminales cometidos por inmigrantes, incluyendo 4,000 homicidios. “Asesinatos, asesinatos, asesinatos, muertes, asesinatos”, dijo al enfatizar esa estadística.

En varias ocasiones el presidente criticó en el mitin al demócrata Beto O’Rourke, quien lideró una protesta para rechazar la afirmación de Trump de que El Paso era una ciudad peligrosa y que se necesitaba un muro fronterizo para protegerla, así como al resto del país.

Muro, pero incompleto

Trump pareció estar listo el martes para finalizar dos meses de enfrentamiento por no recibir el dinero que exigió para el muro fronterizo, mientras los republicanos lo presionaban para que aceptara un acuerdo de gastos bipartidista en lugar de cerrar el gobierno nuevamente el viernes.

Trump se declaró insatisfecho con el acuerdo hecho por los negociadores de la Cámara de Representantes y el Senado, y se negó a comprometerse públicamente a firmarlo. Pero casi descartó otro cierre de gobierno y enfatizó que encontraría “otros métodos” para financiar una barrera fronteriza. “¿Estoy feliz a primera vista?Solo tengo que verlo. La respuesta es no, no lo soy. No estoy feliz”, respondió a los periodistas al comienzo de una reunión de gabinete.

Republicanos y demócratas lograron un acuerdo que incluye 1,375 millones de dólares para la construcción del muro con México, reveló The Washington Post. El pacto incluye ese dinero para levantar 88.5 kilómetros de barrera fronteriza. Las cifras están alejadas de los 5,700 millones de dólares y de los 322 kilómetros de muralla.

Los disidentes

Y a contracorriente, dos gobernadores demócratas, uno de California, Gavin Newsom, y la otra de Nuevo México, Michelle Grisham, anunciaron que retirarán a soldados destacados en la frontera que están enfocados en el combate del crimen trasnacional de tráfico de drogas y gente.

Las acciones de Newsom y Grisham son una afrenta reciente. “La emergencia de la frontera es una crisis manufacturada, y California no será parte de este teatro político”, dijo Newsom en su discurso del estado del estado del martes.

Newsom reasignará aproximadamente a 110 soldados para reforzar los esfuerzos de preparación de incendios de California antes de la próxima temporada de estas catástrofes forestales y ampliará el programa de la fuerza de tareas antidrogas de la guardia. La expansión del grupo de trabajo antidrogas requiere la aprobación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Texas y Arizona mantienen a los soldados destacados en la frontera con México.

Florentina Romo (@FlorentinaRomo) es periodista radicada en EU

Las opiniones expresadas en este artículo corresponden al autor y no representan necesariamente la postura de Barrio.




No te lo pierdas