#ElSueñoAmericano: Los objetos que nos quitaron en la frontera

#ElSueñoAmericano: Los objetos que nos quitaron en la frontera

La colección fotográfica nos hace reflexionar acerca de todo lo que debemos dejar atrás cuando decidimos cruzar una frontera.

Por: Grethel Delgado

Si te dieran a elegir los 5 objetos que llevarías contigo en un viaje sin regreso, ¿cuáles serían? La elección es siempre difícil, pero lo es mucho más un viaje a lo incierto en el cruce de la frontera. Por eso sentimos tanto afecto por objetos que tienen un valor emocional, más allá de su utilidad.

Un objeto puede guardar mil historias. Lo vemos en las fotos del artista Thomas Kiefer. La dolorosa travesía de quienes se lanzan a cruzar la frontera, queda registrada en su serie fotográfica “Un sueño americano”.

Thomas trabajó en punto fronterizo en el sur de Arizona, desde 2003 hasta el 2014, y tenía que acumular estos objetos para tirarlos a la basura.

¿Por qué se interesó en estos artículos?

El proyecto “Un sueño americano” se basa en fotografías de objetos confiscados por la seguridad de la frontera de México y Estados Unidos. De ahí la connotación de elementos tan simples como unos guantes o unas barritas de chocolate.

Apostando por una estética de la acumulación, juntó objetos de la misma clase, en composiciones que nos recuerdan a las prendas amontonadas en los campos de concentración nazis. Podemos imaginar a las personas que tuvieron estos artículos, sus creencias, su sencillez y humanidad.

Vemos sus botellas de agua para sobrevivir en el desierto sin deshidratarse, sus guantes, cuchillas de afeitar, jabones, discos de música, juguetes de los hijos que dejaron del otro lado… También sus rosarios, el Nuevo Testamento, la Virgen de Guadalupe, todos considerados por los oficiales fronterizos como objetos innecesarios.

Absolutamente todos se convierten, al ser fotografiados, en amuletos y testigos de una travesía. Estos artículos hablan por sí mismos.

Cuando dejamos nuestros países, se quedan muchas cosas detrás. Y en la frontera, lo poco que traes, también debe quedar en el pasado. Esta limpieza dolorosa de los objetos, de su gran carga sentimental, es crucial para entender el dolor de los inmigrantes.

Pero mientras más heridas le causan al corazón, este se llena de callos y se hace más fuerte.

 




No te lo pierdas