Rebozo.

#AbrazoDeMamá: Porque no hay nada mejor que envolverse en un rebozo mexicano

Publicado el 07, septiembre 2017

La mexicana Yen Soto se inspiró en el amor por sus pequeños para crear su empresa.

Por: Grethel Delgado

La maternidad y el instinto por cuidar a sus hijos impulsó a esta mexicana a estudiar a fondo los beneficios del rebozo como portador de bebés. Todo comenzó hace unos 8 años, cuando nació su primer hijo. Entonces, Yen Soto, que había perdido su trabajo, decidió crearse su propio empleo y a la vez beneficiar a otras madres.

Seahorse Baby

Así fue como surgió Seahorse Baby, con consejos y asesoría para madres primerizas y otras que quieren probar los beneficios de llevar a sus bebés en rebozos. Ahora, más que un negocio, se ha convertido en una obra de vida y un reflejo del amor protector de una madre.

Foto: seahorse-baby.com

Como la propia Yen contó en su sitio, su relación con el fular, con el rebozo, ha sido muy simbólica, y por eso se ha dedicado a compartir sus conocimientos con otras madres. “Bien recuerdo haberle dicho a mi bebé aún en el vientre: Pequeña, ya puedes llegar, tu abuela y el fular ya están aquí, todo está listo”, y un día después su bebé nació, justo con luna llena.

“Esta bella idea ha llegado a ser la misión de vida que he elegido al tiempo que he tenido la oportunidad de en-rebozar cientos de mamás y bebés”, afirmó Soto.

Beneficios del rebozo para el bebé y la madre

El rebozo, pieza muy conectada por la cultura mexicana y de América Latina, se ha usado por miles de años para muchas actividades. Pero sin dudas la manera más tierna en que lo podemos usar es para llevar a los bebés. Su adaptabilidad permite que el bebé se sienta cómodo y cerca de la madre.

Foto: seahorse-baby.com

Esta hermosa pieza de tela es muy segura para los bebés. Las madres tienen a sus pequeños bien cerca en todo momento, calentitos y resguardados. Como Yen Soto menciona en su página, lo más importante es que el bebé siga en contacto con su madre.

Después de unos 9 meses en el vientre de la madre, el bebé necesita mantener ese contacto con el cuerpo de su progenitora. Esto le da seguridad y evita que tenga ansiedad.

Foto: seahorse-baby.com

El rebozo permite que la madre tenga a su bebé todo el tiempo a la vista. De este modo la comunicación es constante. El bebé, bien acomodado dentro de la tela, se mantiene más calmado. También, al estar en una posición ergonómica, no sufre problemas en su espalda ni en sus caderas.

Para las madres es una bendición, pues sentirán más seguridad al tener a sus bebés a la vista. Además, tendrán las manos libres para realizar otras actividades. Cuando sea la hora de amamantar, el bebé estará en posición y todo será mucho más fácil.

Foto: seahorse-baby.com

Si se usa correctamente el rebozo, el peso se distribuye entre los hombros y las caderas. Así los dolores de espalda posparto no se intensificarán. Y muy importante, el bebé llorará menos, pues recibe la atención de su madre en todo momento.

Para las madres que tengan dudas sobre cómo usar esta útil prenda, aquí les dejamos este video.

 

___

También te puede interesar:

#AbrazoMexicano: El rebozo, esa cálida prenda tejida que nunca pasará de moda




No te lo pierdas