#AbrazoMexicano: El rebozo, esa cálida prenda tejida que nunca pasará de moda

#AbrazoMexicano: El rebozo, esa cálida prenda tejida que nunca pasará de moda

Netlog

Publicado el 10, abril 2017

La tradición textil de México sigue viva en cada hilo del tradicional chal.

Por: Grethel Delgado

¿Qué tiene esa tela alargada con flecos en las puntas que atrae a tantas personas? Es simple: historia y muchos usos. El rebozo se usa muchísimo en Latinoamérica, y en otras partes del mundo no se quedan atrás. La prenda tiene diversas funciones y además es preciosa.

Tápame con tu rebozo

Llevarlo es símbolo de identidad y respeto por las tradiciones. Hay muchísimos diseños, para todos los gustos y cualquier evento.  El rebozo se puede llevar siempre, encima de prendas sport y también de vestidos de cóctel.

Foto: Guanajuato México, Flickr

Se ajusta a todo y da un toque distintivo mexicano.

Sirve tanto para transportar comida como para cargar a los bebés. Es un símbolo de la mujer fuerte, guerrera, pero a la vez delicada. Lo llevaron las mujeres durante la Revolución Mexicana, cuando tomó más fuerza la costumbre de usarlo. Pero ya desde 1572 el fraile dominico Diego Durán lo había mencionado en sus textos.

Puede ser de algodón, lana o seda, y se teje con mucha paciencia, sobre todo por mujeres.

El famoso chal era llamado por los indígenas ciua nequeatlapacholoni, que significaba “toca de mujer o cosa semejante”. También lo llamaban cenzotl, en náhualt que quería decir “manta de mil colores”.

Foto: Horacio Rodriguez, Flickr

Hay personas que tienen un rebozo que era de la abuela o de un familiar muy querido.

Vestido con rebozo, diseñado por Gala Limón. (Foto: Cortesía Gala Limón)

La prenda no tiene edad, resurge como el ave Fénix en pasarelas y las calles.

Y tú, ¿guardas un rebozo en tu armario?

Foto: Malu Zhao, Flickr

 

___

También te puede interesar:

#Adelitas: La fuerza de las mujeres revolucionarias sigue viva en cada hilo

#MexicoIsTheShit: La chamarra de moda que lo dice claro, “México es chingón”




No te lo pierdas