Super Mario Odyssey

#MarioMexa: Ahora hasta el famoso Mario quiere tener poderes mexicanos

Gracias a "Super Mario Odissey", los gamers de todo el planeta podrán sentirse aunque sea un instante, mexicanos.

Los mexicanos saben que su país es mágico, pero parece que esa noción ya es de dominio mundial, pues hasta los personajes ficticios quieren vivir allí. Por eso, Nintendo creó un mundo especial en el que plomero más famoso del orbe podrá sentir en carne propia lo que es ser mexicano.

Mario suele probar nuevos oficios e identidades, y ahora existe un nuevo universo, fuera del reino Champiñón, en el que el ambiente es desértico, con pirámides, calaveras, cabezas olmecas, animales prehispánicos y hasta maracas.

Super Mario Odissey
Foto: YouTube/Bl3sSur

Bernardo Guzmán-Blanco, subgerente de relaciones públicas de Nintendo, explicó al grupo Expansión, en México, que el objetivo de integrar algunos elementos mexicanos al juego “Super Mario Odissey” es explorar nuevas regiones.

Guzmán-Blanco aseguró que para poder crear este Mario mexicano enviaron a un grupo de desarrolladores a visitar la zona de la Riviera Maya, y ahí encontraron mucha inspiración.

La nueva versión de Mario viste un sarape colorido y tiene como aliadoa Cappi, su sombrero con superpoderes que lo ayudará a rescatar a la princesa Peach e incluso le da el poder de controlar a otros personajes.

Super Mario Odissey
Foto: YouTube/Bl3sSur

Al igual que en “Mario 64” y “Mario Sunshine”, esta nueva versión oculta más de 500 lunas a lo largo de los mundos, y los jugadores deberán encontrarlas ocultas en los pasillos, túneles o completando retos especiales.

El juego tiene también otras culturas como base, y podrás encontrar también secretos egipcios o estatuas de la isla de Pascua. “Super Mario Odyssey” ya está disponible en varios países, incluyendo México, así que ahora los amantes de los videojuegos podrán decir: “¡Mario, hermano, ya eres mexicano!”.

Además:

#MexaBits: Lanzan videojuego basado en los tarahumaras, para Nintendo Switch




No te lo pierdas