Dallas Cowboys tienen nuevo estadio

#TheStar: El nuevo hogar de los Cowboys de Dallas

Que nadie se equivoque. Los Vaqueros de Dallas se mudaron a Frisco, Texas, no Frisco, el mote corto de San Francisco, California. Y tiene instalaciones espectaculares.

Por: Oso Oseguera

Ahí se construyó The Star, el nuevo estadio e instalaciones de práctica de los Cowboys, que abrieron sus puertas el domingo pasado.

El sitio tomó tres años de construcción y es producto de un acuerdo anunciado hace tres años entre el gobierno de la ciudad, los Cowboys de Dallas y el Distrito Escolar Independiente de Frisco. Este render da cuenta de qué elementos componen a The Star: el campo de entrenamiento, el estadio, oficinas y un hotel.

La parte que le corresponde a la ciudad tuvo un costo de $261.8 millones. Dicha suma incluye el costo del Ford Center, el estadio techado con 12,000 asientos (con los requerimientos que exigen tanto la NFL como la FIFA), dos campos de prácticas al aire libre, la plaza frente al estadio y el estacionamiento subterráneo.

The Star, el nuevo estadio de los Dallas Cowboys

A un lado está la sede corporativa del equipo. Se proyecta que el área comercial al sur del estadio, en el que estará el Paseo del Anillo de Honor de los Cowboys, estará terminado a principios del año entrante. Después vendrá la apertura del Omni Frisco Hotel y luego la del centro de Investigación y Terapia Deportiva Baylor Scott & White en The Star.

Aún no han sido anunciados los planes para el resto del complejo de 91 acres de extensión. Cuando esté terminado, se estima que el complejo de uso mixto tendrá un valor de más de 1,500 millones. Y esta es la vista desde la oficina de Stephen Jones, vicepresidente ejecutivo, CEO y director de personal de los Dallas Cowboys.

El complejo es un homenaje a la historia de los Cowboys, sus jugadores y entrenadores. El Nike Star Walk captura los grandes momentos del equipo en sus 56 años de existencia. Hay una exhibición de la evolución del uniforme del equipo, el primer logo, el primer entrenador.

Sobre las paredes y en el piso aparecen grabados dichos memorables con la intención de inspirar: “Lo único que importa es lo que hagamos hoy”. Un muro está dedicado a la jugada del pase históricamente conocida como Hail Mary que Roger Staubach le lanzó a Drew Pearson en 1975 en el partido de playoffs contra los Vikings de Minnesota.

Cada una de las cinco salas de conferencias para los empleados está dedicada a una victoria de Súper Bowl con su respectivo año en azul tallado en vidrio. Y, claro, se exhiben los cinco trofeos Lombardi que ha ganado el equipo.

La sala de descanso para los empleados tiene estampados los valores de la compañía: trabajo en equipo, pasión, integridad, búsqueda de la excelencia, espíritu de comunidad.

La pared opuesta contiene un homenaje al exentrenador Tom Landry. Además, hay una tina que lleva su nombre y que sirve para rehabilitación médica. También hay una alberca especial para tratamiento.

Las célebres porristas tienen su espacio exclusivo para practicar:

Otras áreas que pudieron visitar los periodistas que conocieron las instalaciones de The Star fueron los casilleros y el auditorio.




No te lo pierdas