Planta General Motors en México

#Fanfarrón: Las empresas estadounidenses regresan a México, Trump ya no espanta

Publicado el 03, abril 2017

Todavía no se cumplen los primeros 100 días de gobierno de Trump y una cosa ha quedado clara: sus bravuconerías ya no espantan.

Por: Omar Porcayo

Con el veto migratorio congelado y la propuesta para derogar el ObamaCare derrotada, las instituciones estadounidenses han demostrado que hace falta mucho más que tuits amenazantes para gobernar el país. Por eso las empresas han hecho acuse de recibo y han vuelto a establecer sus vínculos comerciales con México.

Un reporte Bloomberg documentó que empresas como Illinois Tool Works Inc., Triumph Group Inc. y TE Connectivity Ltd. reiniciaron sus proyectos para trasladar sus plantas a las ciudades  mexicanas de Ciudad Juárez, Zacatecas y Hermosillo, respectivamente, en un afán de mantenerse competitivas a nivel internacional.

“No se trata de sacar puestos de trabajo de Estados Unidos. Se trata de salvar a las empresas”, dijo a la agencia especializada en economía y negocios Alan Russell presidente ejecutivo de Tecma Group, de El Paso, Texas.

De acuerdo con Russell, es un despropósito intentar revertir la tendencia mundial de maquilar a menor costo. Russell puso de ejemplo a las empresas europeas que recurren a la República Checa buscando ser más eficientes en su producción, al igual que Asia fabrica en Vietnam.

“Si solo fabricáramos en Estados Unidos, perderíamos la gran mayoría de las oportunidades de conseguir contratos”, dijo John Sammut, presidente ejecutivo de Firstronic, que ha logrado un crecimiento del 30 % anual, entre otras cosas gracias a su expansión en Ciudad Juárez.

“La expansión en Juárez —y las empresas conjuntas en la República Checa y China— incidió en que Firstronic, con sede en Grand Rapids, Michigan, obtuviera contratos más importantes de productores de autopartes y suministros médicos”, reveló Sammut.

Donald Trump
Las cortes han detenido las principales propuestas de la agenda de Trump. (Foto: AP)

De acuerdo con Bloomberg el salario medio en México es de una cuarta parte de la que hay en los Estados Unidos, por lo que es un paso lógico trasladar la manufactura el sur.

“Las armadoras están siendo presionadas para suministrar partes al menor costo posible”, dijo Steve Warren, funcionario de la Asociación de Maquinistas y Trabajadores de la Industria Aeroespacial en Spokane, Washington, donde Triumph Group anunció que trasladará 110 empleos a México para poder crecer.

Como presidente electo, Donald Trump se atribuyó dudosas victorias al lograr cancelar la apertura de las plantas de Ford y Carrier en México. Según el millonario había salvado empleos estadounidenses con presiones y beneficios fiscales, aunque poco después su triunfo se desdibujó.

En un principio Carrier aceptó mantener su planta en Indiana y Trump vociferó haber salvado 1,100 empleos. Ahora se sabe que a pesar de recibir incentivos por 7 millones de dólares, se eliminarán 550 empleos por cuestión de costos.

Ford canceló una inversión en San Luis Potosí de 1,600 millones de dólares que se traducirían en 7,000 empleos directos para mexicanos. Después de pérdidas millonarias la empresa solo creó 130 nuevos puestos en Estados Unidos, a pesar de la euforia con la que Trump festejó.

“Hay un optimismo cauteloso y una actitud de esperanza de que en Washington prevalecerá la cabeza fría”, dijo Ross Baldwin, presidente ejecutivo de Tacna Services, que ayuda a las empresas a establecerse en México.

Los empresarios tienen razones para haberse sacudido el miedo inicial, aunque aceptan que un posible impuesto fronterizo del 20 % a las importaciones de México podría afectar su desempeño. Trump ha manejado esa posibilidad, para disminuir el déficit comercial de EE. UU. con México que fue de 734,000 millones de dólares en 2016, sin embargo economistas consideran que ese impuesto solo se trasladará a los consumidores estadounidenses, que terminarán por absorberlo.

El miedo de una cancelación del Tratado de Libre Comercio también se ha disipado. Aunque Trump amenazó con ponerle fin, durante un foro empresarial en El Paso, Texas, empresarios confiaron en que existan ajustes, pero no desaparecerá.

De hecho, The Wall Street Journal aseguró poseer un borrador de la propuesta con la que el Secretario de Comercio, Wilbur Ross, discutirá la renegociación del TLCAN. En él solo hay “cambios ligeros” y no la bomba que Trump aseguró iba a soltar.

SIN MIEDO Y LISTO PARA COMPETIR:

#Contraataque: Slim fabricará autos en México para vender en América Latina




No te lo pierdas