Kayla Hart

#Bullying: Starbucks está en problemas por un recibo que decía “Build The Wall”

Netlog

Publicado el 19, junio 2017

Una seguidora de Trump se dice humillada por los empleados de la corporación.

Por: Omar Porcayo

La tensión política en el país sigue atravesando por un momento álgido. Cualquier situación puede ser motivo para la discrepancia y los ataques entre seguidores y detractores de Trump, incluso algo tan rutinario como comparar un té en Starbucks.

Kayla Hart, de Charlotte, Carolina del Norte, acusó a los baristas de la cafetería de burlarse de ella porque acudió al establecimiento con una camiseta de apoyo al presidente con la leyenda: “Trump for President 2016”.

Hart contó a Fox que el personal fue hostil y en lugar de recibirla con una acostumbrada sonrisa, se rieron y etiquetaron su ticket de compra con el nombre “Build The Wall”.

“Cuando la bebida estuvo lista la barista gritó: ‘¡Construye el muro!’”, lo que desató las risas de todos los empleados”, contó a la cadena estadounidense.

“No estoy tratando de hacer que la gente deje de ir a Starbucks. Solo quiero que la gente sepa que esto es lo que está ocurriendo. No creo que sea correcto que te humillen por llevar una camiseta con tu opinión en ella”, explicó.

La corporación respondió al incidente con un comunicado de prensa en el que reprobó la actitud de los empleados y aseguró que esa actitud no es “consistente” con las políticas de inclusión de la empresa, por lo que los involucrados fueron reprendidos.

Barista de Starbucks escribió “Construyan el muro”.

Hace unos meses se desató una controversia similar cuando uno de los baristas de Starbucks se negó a poner el nombre Trump en la bebida de un cliente. El incidente escaló hasta un intento de movimiento nacional de los seguidores de Trump con la etiqueta digital #TrumpCup.

Este no es el primer “contraataque” de personas disidentes de las políticas de Trump en contra de sus seguidores.

Estudiantes de una escuela preparatoria en Nueva Jersey fueron censurados por expresar sus posiciones políticas en la foto del anuario. Presuntamente los editores del libro alteraron con Photoshop las fotos en las que aparecían con indumentaria a favor de Trump y eliminaron las citas que querían incluir en su espacio.

“Él solo quería mostrar qué pasaba en el país en estos momentos”, dijo a The Washington Post el padre de Joseph Berardo, uno de los estudiantes afectados.

Las autoridades escolares del distrito iniciaron una investigación para deslindar responsabilidades en un caso de censura a la libertad de expresión, y reprobaron lo sucedido.

Aunque estas actitudes son condenables, palidecen con las agresiones que sufren a diario minorías a las que Trump ha atacado con vehemencia. Latinos y musulmanes están siendo víctimas de agresiones de odio, cuyo número se ha incrementado exponencialmente en el país desde que el millonario neoyorquino apareció en la escena política.

La ex primera dama Michelle Obama sintetizó en un discurso la actitud que deben tener las personas que no coinciden con la visión nativista de Trump, para evitar responder a las agresiones en el mismo tenor: “Cuando ellos van abajo, nosotros vamos arriba”.

ADEMÁS:

#Tómala: Malas noticias para Abbott y compañía, un juez le dio el primer golpe a la SB4




No te lo pierdas