Janeth Foglia and her daughter, Bella Hernandez, 2, were among approximately 50 people , Friday April 4,2014 who attended a rally at Projecto Juan Diego  in Brownsville,Texas to voice their opposition to deportation of Mexcians to Mexico and the call for more immigration reform. (AP Photo/The Brownsville Herald, Brad Doherty)

#DíaDeLasMadres: Sin reforma, no hay fiesta

El Día de las Madres es otro amargo recordatorio de la gravedad de la crisis migratoria que ha dejado miles de familias separadas.

En ambos lados de la frontera habrá mujeres que pasarán el Día de las Madres solas este domingo, alejadas de sus hijos por la falta de una reforma migratoria.

En México un grupo de mamás deportadas que se han autonombrado las “Dreamers moms” esperan que la Corte Suprema descongele la Acción Ejecutiva DAPA y su versión ampliada DAPA, que beneficiaría a cinco millones de inmigrantes.

Los jueces han dado audiencia a estados como Texas, que se oponen a los alivios migratorios, y a las organizaciones que apoyan las iniciativas del presidente Obama.

Mientras llega la resolución del poder legislativo, continúan las deportaciones que tan solo en 2015, significaron la expulsión del país de 227,038 personas.

FILE - In this Sept. 10, 2014, file photo, an unidentified immigrant from Guatemala who declined to give her name, is interviewed, while her son paints on a whiteboard at the Artesia Family Residential Center, a federal detention facility for undocumented immigrant mothers and children in Artesia, N.M. The facility is now releasing more detainees rather than deporting them, according to Artesia Mayor Phillip Burch. (AP Photo/Juan Carlos Llorca, File)
Cientos de madres deportadas esperan por el descongelamiento de la Acción Ejecutiva. (AP)

Pero no solo en Estados Unidos habrá niños que no podrán darle un abrazo a su madre este domingo. En México y Centroamérica, hay miles de infantes solos, porque sus madres viajaron a trabajar en busca del sustento.

Fueron ellas las que inspiraron la canción “Amor Migrante”, del grupo Elena y los Fulanos, que narra la historia de Rosario Reyes, una mamá que no ha visto a su hijo en 12 años y por el contrario, cuida niños estadounidenses por su trabajo como “nanny“.

“Lo dejé de año y medio, ya él tiene 14 años, ya va a cumplir 15 en octubre. No está completa la familia, está separada. No es lo mismo, es el dolor de no poder compartir la mesa junto con él”, dijo Rosario a Telemundo.

La composición busca mover conciencias al respecto de la necesidad de la reforma migratoria.

Sin importar la dificultad que implica su aprobación, Rosario no ha perdido la esperanza: “yo no me he cansado de soñar y no pierdo la esperanza que un día, que muy pronto, mi hijo estará conmigo”.




No te lo pierdas