#NiDeAquíNiDeAllá: Así es ser deportado a México, cuando nunca has vivido ahí

#NiDeAquíNiDeAllá: Así es ser deportado a México, cuando no has vivido ahí

"La Migra" no mira historias, ni personas, solo ejecuta un programa de deportaciones frío, como el clima que recibe en México a ciudadanos que no se criaron ahí, que llegaron de niños a los EE. UU. y es el único hogar que conocen.

Julio Alonso fue llevado a los 6 años a California, y ahí vivió hasta los 23. Fue a la escuela, consiguió un trabajo y tuvo un hijo, pero el departamento de inmigración lo incluyó entre las millones de personas que expulsa del país. Ahora está en México, un país extraño en el que no tiene trabajo, y mucho menos algún conocido.

Desert Sun acompañó a Alonso en sus primeras horas en México y la situación simplemente es inhumana. Sin dinero, sin pertenencias, ni familia, las autoridades de ambos países lo dejaron a su suerte en Mexicali, Baja California, a principios del mes de agosto.

Su única esperanza era comunicarse con uno de sus familiares en California para que le enviara dinero. A todo esto, hay que sumar la incertidumbre de que su novia se quedó sola al cuidado de su hijo en Santa Bárbara.

De acuerdo a la publicación digital, los problemas legales de Alonso comenzaron cuando fue detenido por manejar sin licencia, luego de faltar a una audiencia en la corte, fue acusado de violar su libertad condicional y fue remitido dos años a prisión. Después pasó ocho meses en un centro de detención migratorio, para finalmente ser deportado.

Así es ser deportado a México, cuando nunca has vivido ahí
Foto: AP

¿Y ahora?

Sus opciones son poco halagadoras. Intentar iniciar una vida en un país donde es un extraño, o cruzar la frontera de manera ilegal, exponiéndose a una condena severa.

“Intentaré iniciar de cero aquí, conseguir un trabajo, y luego buscar que mi hijo pueda visitarme”, dijo a Desert Sun.

Este mexicano de nacimiento, es una de las millones de personas que han sido expulsadas durante la administración de Barack Obama, la más implacable en contra de los inmigrantes indocumentados, pues rompió todos los récords de deportaciones.

Ahora los candidatos presidenciales tienen posiciones encontradas al respecto. Hillary Clinton se ha comprometido a trabajar por una reforma migratoria integral en los primeros 100 días de su gobierno. Donald Trump amenaza con implementar un programa de deportaciones masivas, para sacar del país a 11 millones de personas.

Sin duda hay mucho en juego para personas como Alonso, que podrían ser deportados a México, donde serían verdaderos extraños.




No te lo pierdas