Crean ladrillos con baba de nopal

#IngenioMexicano: Crean ladrillo superresistente hecho con baba de nopal

El Ecobrick, diseño de estudiantes mexicanos, es además amigable con el medio ambiente, pues emplea materiales reciclados.

El nopal es una de las plantas más utilizadas en México, y ahora dos jóvenes han demostrado que además de servir para preparar alimentos, también puede ser un excelente material para la edificación de casas.

José Ignacio Saldívar y María José Hernández Ruiz son estudiantes del Instituto Tecnológico de Morelia, un estado de la República Mexicana en el que la elaboración de ladrillos es una de las principales actividades económicas. De hecho, según al Agencia Investigación y Desarrollo, cada día se producen más de mil toneladas de estos bloques, en una zona de aproximadamente 978 hectáreas.

Sin embargo, esta actividad que da trabajo a cientos de personas, también es la principal causa de contaminación de la región, debido a todos los gases que se liberan durante su fabricación.

Es por eso que, en la búsqueda de una mejor calidad de vida y de conservar el medio ambiente, estos estudiantes probaron con una técnica innovadora en la que se utiliza la baba del nopal para crear ladrillos.

Los universitarios explicaron a la agencia que su producto está elaborado en un 50 % de tierra y arcilla, y la otra mitad de la composición incluye plástico reciclado (PET) y cartón. Y utilizan la baba del nopal como “pegamento”, para unir todos los componentes.

Los jóvenes llamaron a su creación “Ecobrick”, y afirmaron que puede resistir hasta 10 toneladas, a diferencia de los ladrillos tradicionales que únicamente soportan cuatro.

Así mismo, Saldívar y Hernández explicaron que, si bien aún les falta agregar algunos gastos de producción, venta y transporte, ellos sostienen que la fabricación de estos bloques cuesta poco menos de la mitad de lo que cuestan los ladrillos tradicionales.

Por el momento, los estudiantes están en la fase de prueba. Y usando un taller artesanal que posee José Ignacio como fábrica central, han construido bardas perimetrales y pisos que son sometidos a varias pruebas de resistencia, para demostrar que realmente sus ladrillos son tan buenos como ellos aseguran.

Sin embargo, una vez superada esta etapa de verificación, la siguiente meta de Ecobrick es comenzar a producirlos en masa y conseguir un terreo donde puedan tener su propia plantación de nopales, para consolidarse como una empresa autosustentable.

ADEMÁS:

#Genio: Universitario mexicano transforma la basura en ladrillos




No te lo pierdas