Dr. Héctor Cabrera, una eminencia mexicana

#Eminencia: Mexicano desarrolla técnica para retrasar la muerte celular

El trabajo del doctor Héctor Cabrera ofrece esperanza a quienes han sufrido un infarto.

Por: Oso Oseguera

Héctor Alejandro Cabrera Fuentes, nacido en Tehuantepec, Oaxaca, zona zapoteca, le debe su vida profesional a un libro: “Cazadores de microbios”, que le abrió las puertas a un micromundo que le fascinó.

Cuando leyó ese libro, Cabrera Fuentes tenía 11 años, y rápidamente definió su profesión. Estudió biología, luego hizo un doctorado en Rusia, donde el doctor y Premio Nobel de Medicina (1908), Ilich Méchnikov, uno de sus ídolos científicos, cursó sus estudios en Microbiología.

Cabrera Fuentes se empeñó, estudió, se preparó y ahora tiene dos doctorados y un avance científico que quiere poner en práctica en su terruño. El primer doctorado lo hizo en Bioquímica y Microbiología, en la Unversidad rusa de Kazan, y en el segundo obtuvo la calificación máxima Summa Cum Laude en Biología Humana, en la Universidad alemana de Giessen.

Ahora, el doctor trabaja desde Singapur, donde continúa las investigaciones de una técnica que retrasa la muerte celular después de un infarto. Le interesó el caso específico de los infartos cardiovasculares, luego de que su padre sufriera en 2009 un derrame cerebral severo. De ahí que el doctor decidiera aplicar la microbiología a las enfermedades cardiovasculares.

Avance notable

Cabrera Fuentes habla perfectamente el inglés, ruso, además del español y el zapoteco. Su tratamiento protege al paciente contra los infartos y contra las enfermedades cardiovasculares, una de las principales causas de muerte en el mundo.

Cabrera Fuentes trabajó con un equipo multidisciplinario e internacional para conseguir dichos avances. Entre otros países colaboraron médicos de Gran Bretaña, Francia, España, Dinamarca y Bélgica.

“El tratamiento que nosotros creamos es prácticamente gratis, se trata de un baumanómetro con el que se llevan a cabo diversos ciclos de aplicación de presiones con ese aparato y eso ayuda a proteger el corazón”, contó Cabrera Fuentes en entrevista con Notimex.

 

 

Su destacada investigación lo hizo acreedor al prestigiado premio Servier 2016, otorgado en abril en Buenos Aires, Argentina, por la Sociedad Internacional para la Investigación del Corazón.

 

Los autores tienen sueños y los plasman en letras… y uno se las apropia y generas expectativas de vida. Es muy importante leer. Porque da soluciones a problemas de la vida y lo que ocurre en el mundo.

 

 

“En mi mente sigue la idea de que se aplique ese tratamiento en el estado de Oaxaca y en (el resto de) México”.




No te lo pierdas